Nadal, atendido durante su duelo ante Khachanov en Indian Wells
Nadal, atendido durante su duelo ante Khachanov en Indian Wells - AFP
Indian Wells

Nadal no jugará la semifinal de Indian Wells por lesión

El español se ha probado este sábado, pero el dolor en la rodilla derecha persiste y opta por no disputar su encuentro contra Federer

Actualizado:

La rodilla derecha, una vez más, frena a Rafael Nadal, que no disputará finalmente las semifinales de Indian Wells contra Roger Federer. Así lo ha comunicado después de probarse este sábado durante un cuarto de hora, demasiado dolorido como para afrontar un reto tan importante. De este modo, el balear, que el viernes superó a Karen Khachanov con angustias por culpa de esa lesión, permite que el suizo llegue a la final del primer Masters 1.000 de la temporada sin necesidad de jugar.

El capítulo 39 del clásico del tenis tendrá que esperar. Nadal, que ya tuvo problemas en una de sus muñecas en Acapulco (pese a todo, compitió y perdió en segunda ronda ante Kyrgios), debe ahora esperar al diagnóstico para ver el verdadero alcance de esta lesión. Lo que parece muy claro es que no va a jugar en Miami, algo que ya se daba por hecho porque no formaba parte de su planificación inicial. De nuevas a ajustar el calendario, que cada vez tiene que aligerar más con tantos contratiempos físicos.

Queda por ver si esta lesión le afecta con vistas a la gira europea por la tierra, la fase del curso más importante para Nadal. El 13 de abril empieza en Montecarlo ese viaje por la arcilla y habrá que estar pendientes de cómo evoluciona el número dos del mundo. En sus planes, tal y como explicó en una entrevista en ABC, están seguras las citas de Montecarlo, Barcelona, Roma y París, dejando la incógnita de Madrid.

Es un nuevo revés para un tenista demasiado castigado. Cabe recordar que la rodilla derecha es la misma por la que se retiró del US Open en la pasada campaña mientras disputaba las semifinales contra Juan Martín del Potro. Abandonó y ya no jugó ni un partido más en 2018. Se perdió la gira asiática y luego no jugó en el Masters 1.000 de París-Bercy ni tampoco en la Copa de Maestros, aunque se ausentó de estos dos eventos por un problema en el abdominal. De paso, y ya que no iba a acudir a Londres, optó por operarse de un cuerpo libre en el tobillo derecho.