John McEnroe
John McEnroe - Antoine Couvercelle
Tenis

John McEnroe: «No he visto a nadie que trabaje tan duro como Nadal»

El campeón de siete Grand Slams analiza el futuro del tenis y las posibilidades de que los jóvenes logren el cambio de guardia en 2019

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si hay alguien que pueda opinar y sentar cátedra sobre el tenis es John McEnroe. No se ha despegado de las pistas desde que se convirtiera en campeón de siete Grand Slams. Impuso una era irrepetible y una forma de jugar ya extinta. Ahora observa el tenis desde su puesto de comentarista de Eurosport, cadena que emite a partir del lunes en exclusiva el Abierto de Australia.

Si excluimos a Nadal, Federer y Djokovic, ¿quién cree que puede conseguir la corona en Melbourne?

El Abierto de Australia es el torneo más impredecible porque influye, por ejemplo, la salud de los jugadores. Como hemos visto con Andy Murray. O el interrogante de Nadal. Pero Djokovic ha tenido siempre un gran éxito en Australia, seis títulos, y tal y como terminó el año es difícil no decir que puede volver a ganar y mantenerse en el número 1. Roger Federer también parece preparado. Es complicado elegir. Y luego ves a los jóvenes. Uno de ellos ascenderá por fin este año.

¿Cómo pueden ellos tres seguir dominando el circuito?

Estás hablando de jugadores extremadamente talentosos. Son tres de los cinco mejores tenistas de todos los tiempos. Esperar que otros jugadores lleguen y jueguen al mismo nivel no es realista. Pero creo sinceramente que este año habrá cambio de guardia. No sé si Alexander Zverev, que tiene el mejor equipo y ha demostrado que puede lidiar bien con la presión; aunque no siempre eso funciona. O alguno de los que despuntan, como Karen Khachanov o Stefanos Tsitsipas. Veremos a alguno de ellos hacer algo grande. Más que otros veteranos como Anderson o Cilic. Es tiempo de que los jóvenes se den cuenta de que son mejores, y con un poquito de suerte...

¿Cree que a estos jóvenes tenistas están esperando a que se retiren para creerse que pueden ganar un Grand Slam?

El tenis es mucho más físico y la pelota cada vez va más rápido. Es más difícil que nunca que alguien menor de veinte años pueda ganar un Grand Slam porque hay que aguantar al mayor nivel durante siete partidos seguidos al mejor de cinco sets. Se necesita tiempo para desarrollar sus actitudes y también su cuerpo. Parece que hay algunos nombres que son capaces. Tienen el tiempo y el esfuerzo. Deben seguir añadiendo cualidades a su juego. Están cerca y preparados para romper el estatus pero también tienen que demostrar que son mejores en la parte mental. Aguantar lo suficiente como para mostrar que los tres de arriba son humanos. Parecen Superman y, bueno, lo son de alguna manera.

¿Quién hará el cambio de guardia?

La puerta está abierta: Zverev está en el puesto 4, Khachanov en el 11, Tsitsipas, Coric y Shapovalov entre los veinte primeros. No puedo elegir uno que me guste más por emoción y personalidad. Cuando veo a Shapovalov cerrar el puño, me gusta. Cuando veo a Rublev mostrando sus emociones, me gusta. Me gusta ver a jugadores expresándose. Creo que es bueno para el tenis. Incluso cuando veo a Federer. Verlo es maravilloso aunque no se vuelva loco en la pista. Nadal expresa su esfuerzo. Me encanta eso de él.

Nadal ha completado solo uno de los últimos 18 torneos en superficie dura, ¿es para preocuparse?

¡No podría darle ningún consejo a Rafa! Juega con una intensidad que no creí que fuera posible. Nunca he visto a alguien trabajar tan duro. Nadal conoce su cuerpo, sabe que ha tenido mucho desgaste. Parar y volver es más difícil para él. Y realmente no puede cambiar su estilo. Estoy seguro de que es muy frustrante ver que parece que estás al cien por cien y no estarlo. En Australia el año pasado parecía que estaba perfecto, pero tuvo que retirarse en cuartos contra Cilic. No esperas que pase eso. Después no jugó en dos meses y al regresar ganó todos los torneos en tierra. En Wimbledon también parecía estar bien, pero luego de repente, se lesiona otra vez en el US Open. Es impredecible.

¿Y en el circuito femenino?

¡Es incluso más impredecible! No sé por qué, pero incluso cuando un torneo es del todo impredecible, es difícil para mí no elegir a Serena Williams. No sabes de ella desde la final del US Open, no ha jugado, pero se ha entrenado, parece en buena forma. Serena tendrá mucho apoyo en Australia, mucha gente que quiere verla jugar. Porque la gente no sabe cuánto más podrá seguir jugando. Es tan fuerte mentalmente como nunca he visto en la pista. Es una de las pocas que es capaz de estar mucho tiempo fuera de las pistas y ser capaz de ganar un Grand Slam a su vuelta. Y eso es extremadamente difícil de hacer. Además de ella, creo que hay como unas quince jugadoras que pueden ganar. El circuito femenino es muy volátil.

¿Cuál es su opinión sobre la nueva Copa Davis?

Me he pasado cuarenta años peleándome por modificar la Copa Davis, y se tenía que hacer, pero creo que este es un cambio demasiado drástico. Está la Copa Hopman, la Laver Cup, los Juegos Olímpicos... Creo que son demasiados torneos. Ha sido un problema desde siempre. Yo no jugué mucho en el Abierto de Australia porque se disputaba en Navidad y mis padres querían que estuviera con ellos en casa. Ojalá les llegue el sentido común. Es una pena haber llegado a esto. La Copa Davis significa mucho para mí y ahora parece que no le importa a nadie. Ojalá los poderes vayan de la mano y hagan lo mejor para el juego. Ojalá tuviera una bola de cristal para ver qué ocurre con ellos. Son buenos para el deporte, pero son muchos. El problema es desconectar y que hay diferentes prioridades. Gente que se preocupa por ella misma y no por el deporte. Está todo muy dividido, como en la política, más que nunca.