Roger Federer
Roger Federer - EFE
Masters 1.000 Indian Wells

Federer frena a Hurkacz y alcanza las semifinales

El suizo acabó en 73 minutos con la buena semana del polaco, que dejó muy buenos momentos y una proyección de futuro optimista

Actualizado:

Roger Federer acaba con la buena semana de Hubert Hurkacz en 73 minutos con un tenis algo irregular, sobre todo en un segundo set al que le faltó efectividad en los primeros saques y cometió errores demasiados errores no forzados. Sin embargo, nunca peligró su plaza en las semifinales del Masters 1.000 de Indian Wells.

Con 37 años, es normal que Roger Federer se vaya encontrando por el camino a tenistas a los que todavía no ha medido. Porque surgen cada año nuevas promesas de estrellas en la edad en la que él también comenzó a despuntar. Hurkacz es uno de ellos. Quince años menor que el suizo, tratando de encontrar su camino en un deporte que todavía domina el suizo y sus compinches más veteranos, como Rafa Nadal o Novak Djokovic, ya todos superada ampliamente la treintena.

Nunca habían jugado juntos el suizo y el polaco, solo se habían entrenado una vez, el año pasado en Shanghái y Federer recuerda que era amable: «Pedía perdón cada vez que fallaba un tiro». A pesar de no tener más referencias que aquel intercambio de peloteos, al número 4 del mundo le ha sobrado con su propio tenis, sin necesidad de inventar ningún nuevo truco. Tuvo más que suficientes para aplazar la eclosión de Hurkacz: un primer saque que lo llevó en volandas en sus turnos, cambios de ritmo que atraparon al polaco en la red, ángulos ilegibles que agrandaron la pista hasta el infinito. Hurkacz desplegó lo que tuvo, que es mucho con 1'96: soltura en la red, buen primer saque, potencia y dirección. Aunque solo le alcanzó para dejar un buen recuerdo en Indian Wells: batalla, puntos muy espectaculares con willies incluidos, pero poca respuesta más ante un Federer que, después de caer en cuartos del Abierto de Australia no quiere desaprovechar la tendencia al alza tras lograr su título número 100 en Dubái.

EL suizo se lanzó hacia las semifinales buscando un tempranero break en el segundo parcial. Lo encontró en la primera opción que tuvo. A partir de ahí solo tuvo que solventar un trago complicado con su servicio en el sexto juego, con opción de rotura levantada con una rapidez de piernas que difuminan los 37 años del DNI. La dinámica ganadora de uno contrarrestó los intentos del otro, apesadumbrado el polaco porque lo que contra otros funcionó de maravilla, contra Federer no encontraban ningún premio. Hurkacz solo aguantó algo más en el partido merced de los errores del suizo -18 al final del partido-, molesto con el viento, y brindando una segunda oportunidad de ceder el juego cuando ya sacaba para ganar. Solventó con un primer servicio y firmó la victoria con un punto de saque y media pista para asegurarse la plaza en la semifinal de Indian Wells, donde se enfrentará a Nadal.

No obstante, premio también mayúsculo para el polaco, en sus primeros cuartos de un Masters 1.000 después de sorprender a Donald Young, Lucas Pouille, Kei Nishikori y Denis Shapovalov. Entró en el puesto 67 y saldrá a solo tres posiciones de los cincuenta mejores jugadores del mundo. Y tiene mucho recorrido: con 22 años, esos 196 centímetros de altura para golpear desde el cielo y una semana en Indian Wells para confiar en todas sus posibilidades. Por el momento, Federer es demasiado.