David Ferrer, durante su entrenamiento del domingo en la Caja Mágica
David Ferrer, durante su entrenamiento del domingo en la Caja Mágica - De San Bernardo

Mutua Madrid OpenComienza el baile para los españoles

Tras jugarse ayer los primeros partidos del cuadro, el debut de García-López, Granollers, Ferrer y Feliciano marca el paso de la jornada

MadridActualizado:

El olor a bolas nuevas corre ya por los pasillos de la Caja Mágica, majestuoso marco para una nueva edición del Mutua Madrid Open. Como también lo han hecho los ríos de gente que desde el fin de semana pueblan el enclave en el que transcurre la cita madrileña. Y como lo harán hoy Guillermo García-López, Marcel Granollers, David Ferrer y Feliciano López por la tierra de las pistas. Los cuatro inician hoy su andadura en el torneo. El resto de españoles, con Rafa Nadal a la cabeza, tendrán que esperar hasta mañana, o el miércoles, para tomar parte en la carrera hacia el título.

La baja de Roger Federer marca los primeros pasos del evento, sumido en los últimos años en la alternancia a la que el «Big 4» –Nadal, Djokovic, Murray y el propio suizo– lo viene sometiendo. Y es que el título alzado por David Nalbandian en 2007 fue el último protagonizado por alguien ajeno al grupo de los cuatro astros que vienen dominando no solo el torneo de la capital española, sino el circuito ATP en general.

Numerosos han sido los cambios desde la victoria del argentino. De la arcilla roja que hoy cubre las pistas del complejo en detrimento del cemento azul que caracterizaba a la cita madrileña desde sus inicios, a el tenis de sus protagonistas, cincelados por el inevitable paso de los años. Si Nadal disputaba su primera final en 2005, saldada con una agónica victoria frente al gigante Ljubicic en los cinco sets que posibilitaba el antiguo formato de competición, hoy el mallorquín llega con la esperanza de seguir dando lustre a lo que está siendo, a sus 30 años, una temporada de resurrección, con los trofeos de Montecarlo y Barcelona aún calientes bajo su brazo. No lo tendrá fácil. El siempre correoso Fabio Fognini será su primer escollo. Le seguiría el volátil Nick Kyrgios, para encarar una recta final en la que Milos Raonic, Djokovic y Murray se presentan como firmes aspirantes a personarse en las últimas rondas.

Precisamente Djokovic es otro que acapara una parte importante de los focos. El segundo cabeza de serie arrastra una racha de resultados cuanto menos tibia: un solo título, en Doha, y el periodo más largo sin alcanzar una final desde 2010 son los dos hechos que con mayor fidedignidad describen su actual campaña. Para terminar de reclamar las miradas sobre su espigada figura, el serbio anunció el pasado viernes su desvinculación con su equipo técnico de la última década, con Marian Vajda a la cabeza. «No fue una decisión fácil, para nadie, pero todos sentíamos que hacía falta abrir un nuevo capítulo. Fue una decisión mutua. Nunca estaré suficientemente agradecido por su sacrificio, su profesionalidad, su amistad», declaró ayer. Por el momento, el ex número uno se preparará junto a su hermano, con quien lleva peloteando los últimos días.

El reto de Murray

Para Murray este torneo supone un reto especial. «La tierra es complicada porque el movimiento es menos natural para mí», explicó el número uno. La circunstancia no se tornó en impedimento en 2015, cuando fue campeón por segunda vez, después de serlo en la última edición en pista rápida, la de 2008. Tras una turbulenta serie de resultados, con la temprana derrota en Australia como tropiezo más señalado, el principal cabeza de serie llega con ganas de limar asperezas.

Guillermo García-López, que se enfrentará hoy a Marius Copil en el primer turno de la jornada (12.00 h.), será el primero de los que juegan en casa que dé sus primeros raquetazos. Tras el manchego, Marcel Granollers tendrá un duro oponente en Florian Mayer. En el tercer turno tomará el relevo una de las grandes esperanzas nacionales, el alicantino David Ferrer, que buscará el pase frente a un Mikhail Kukushkin que viene escalando desde las fases previas. En la última franja, la de la noche, lo hará Feliciano López, en la que será su decimosexta participación en Madrid, pleno desde que el torneo entrase en funcionamiento. Su contrincante será Ernesto Escobedo, norteamericano de ascendencia mexicana de solo 20 años.

Disputados ayer los primeros partidos, con las victorias de Fognini, Goffin o Bellucci como noticias más reseñables, el duelo entre compatriotas que protagonizarán Monfils y Simon o el Berdych-Istomin serán algunos de los envites más atractivos.