Una de las psicólogas deportivas más importantes del momento
Una de las psicólogas deportivas más importantes del momento - ERNESTO AGUDO
ZURICH MARATÓN DE SEVILLA

El Zurich Maratón de Sevilla 2018, desde el punto de vista de la psicóloga deportiva Patricia Ramírez

La prueba se disputará el 25 de febrero, por ello es el momento indicado de apreciar el poder de la mente en estas distancias tan duras

SEVILLAActualizado:

El Zurich Maratón de Sevilla 2018 está a la vuelta de la esquina. Se prevé que sea uno de los eventos deportivos de mayor trascendencia de la capital hispalense. La ocasión merecía por tanto conocer cómo incide uno de los aspectos más importantes en la vida de un deportista profesional, la fuerza mental. La psicóloga deportiva Patricia Ramírez ha pasado por ABC Sevilla para dar su punto de vista sobre esta temática.

El primer aspecto destacable es la necesidad de hacer deporte, ya que «el bienestar personal mejora con el ejercicio físico de cualquier índole», aunque algunos no conocerán la razón científica a este hecho que es tan normal para los deportistas. «El ejercicio físico modifica los neurotransmisores del cerebro, liberando las endorfinas, que es nuestro neurotransmisor del bienestar, por ello nos hace sentir bien con uno mismo cuando ejercemos una actividad física», comenta Patricia Ramírez.

La felicidad se apodera de los corredores
La felicidad se apodera de los corredores - RAÚL DOBLADO

«Te cambian como persona»

La modalidad del maratón es una disciplina compleja. No está constituido para todos los deportistas porque «la persona que no sienta esta distancia como suya no debería seguir en ella, ya que es ‘especial’» por el hecho de ser un sufrimiento continuo durante los duros meses de entrenamiento y en especial, los 42 kilómetros de carrera. Una aventura personal de constancia y superación personal del atleta. Aunque es reconocido por la experta que los beneficios personales del maratoniano para la salud mental son múltiples: «Esas distancias te cambian como persona, te hacen más fuerte, más disciplinada y a organizarte bien el tiempo debido a los duros horarios de entrenamiento».

Hay momentos de enorme sufrimiento en este tipo de carreras
Hay momentos de enorme sufrimiento en este tipo de carreras- RAÚL DOBLADO

Esta disciplina es para gente sufridora como comentaban, en una entrevista publicada anteriormente en ABC de Sevilla, las leyendas deportivas Abel Antón y Martín Fiz. Y es que hay situaciones en la distancia de 42 kilómetros donde las piernas empiezan a flaquear debido esencialmente a la cabeza: «Hay un momento que aparece ‘un muro’ en la mente del corredor donde tienes la sensación de que físicamente no puedes más». Los momentos posteriores a esa debilidad corporal son esenciales para cómo se afrontará lo que resta de carrera: de una manera positiva y beneficiosa para el objetivo final: «Sentirte fuerte en esa circunstancia porque conoces los límites de tu cuerpo. Aceptas esa situación, te dosificas y creas pequeños campamentos base hasta llegar a la cima, para conseguir llegar a la meta». No obstante, hay una manera de encarar este momento de una forma más negativa, y que puede llevarte a dejar la carrera, a pesar de todo el esfuerzo anterior realizado. «Te centras en los pensamientos negativos, en decir que no puedes más, y lo más normal es que termines obedeciendo esos pensamientos y abandonando», aclara la psicóloga deportiva Patricia Ramírez, haciendo hincapié en la importancia de los mensajes positivos en el deporte.

Desde fuera se piensa en la parte física como principal elemento para conseguir llegar a tu objetivo. Quizás alguien se centre en la estricta rutina alimentaria como pilar para sentirse en plenas condiciones para afrontar tu disciplina. Aunque Patricia recalca la labor de la fuerza mental en la consecución de los retos, siendo esta parte tan importante como cualquier otra, y siendo mejorable. «Se puede entrenar la fuerza mental con técnicas de visualización y de autoinstrucción, lo que se llama el juego interior, aprender a darte mensajes correctos» para conseguir un rendimiento mayor en el atleta «que genere otro tipo de emociones que nos den más competitividad, más adrenalina para seguir compitiendo».