Sergio Ramos y el resto de la plantilla celebran el pase a la final de Kiev
Sergio Ramos y el resto de la plantilla celebran el pase a la final de Kiev - Ignacio Gil

Copa de EuropaLas 12 Copas de Europa del Real Madrid

Todos los triunfos de la leyenda blanca en las finales europeas, desde la primera edición en 1955-1956 hasta hoy

Actualizado:

1. Real Madrid-Stade de Reims (1956)

La primera edición de la por entonces denominada Copa de Campeones de Europa arrojó a un finalista español y a otro francés. El Real Madrid se plantó en la final de la competición que se decidiría en terrotorio parisino, en el mítico estadio Parc des Princes. 38.000 personas fueron testigos del inicio de la leyenda del conjunto blanco, que en los primeros diez minutos de encuentro ya iba perdiendo 0-2, con goles de Leblond y Templin. El Real Madrid, encabezado por José Villalonga Llorente, se vio obligado a remontar. Un partido vibrante en el que los goles de Alfredo Di Stefano, Marquitos, y Héctor Rial por partida doble dieron la primera Copa Europea al club por un resultado de 4-3.

2. Real Madrid-Fiorentina (1957)

En esta ocasión, la final del campeonato la albergaría el Santiago Bernabéu. El Real Madrid se convertiría en bicampeón en su propia casa, en un encuentro que no se decidió hasta los últimos instantes de la segunda parte. Di Stéfano de penalti en el minuto 71, y luego Paco Gento le dieron el título al conjunto blanco ante 125.000 aficionados, por 2-0. Di Stefano quedaría como máximo goleador del torneo, al anotar 7 goles en 8 partidos.

3. Real Madrid-Milan (1958)

Ese año, el Real Madrid alcanzaba la final sin contar con José Villalonga de entrenador, que fue sustituido por el argentino Luis Carniglia. Con el Milán al frente, ninguno de los conjuntos jugaría en casa, pues el partido fue acogido por Bélgica, en el Stade du Heysel de Bruselas. Los hoy más laureados clubes de Europa disputaron en aquel momento un encuentro que tuvo que irse a la prórroga. Los blancos se vieron hasta dos veces por debajo en el marcador, de tal manera que primero Di Stefano y luego Rial tuvieron que igualar los tantos de Juan Alberto Schiaffino y Ernesto Grillo. Sería Gento quien inclinaría la balanza en favor del Madrid, con un gol en el minuto 107.

4. Real Madrid-Stade Reims (1959)

Como si no hubiera pasado el tiempo, los mismos finalistas que se enfretaron en el año de inauguración del torneo volvían a verse las caras 4 años después. En un escenario diferente, Stuttgart, el Real Madrid se impuso de forma contundente a su rival. Enrique Mateos marcó en el primer minuto de partido, mientras que, por otra parte, Di Stefano acabó sentenciando al situar en el marcador un 2-0 al comienzo de la segunda parte. Esta vez no hubo opción para los franceses, que se quedaban nuevamente con la miel en los labios.

5. Real Madrid-Eintracht Frankfurt (1960)

En el considerado por muchos como uno de los mejores partidos de la historia, el Real Madrid, esta vez de la mano de Miguel Muñoz como entrenador, hizo pleno de finales al ganar la quinta Copa de Europa consecutiva en Hampden Park, en Escocia. Poco pudieron hacer los tantos de los alemanes Erwin Stein y Richard Kress ante el hat-trick de Di Stefano y el póquer de goles de Puskas. 7-3 de resultado final como broche a una etapa de leyenda.

6. Real Madrid-Partizán Belgrado (1966)

Tras las derrotas en las finales de 1962 y 1964 contra Benfica e Inter de Milán, y ya sin los míticos Di Stefano, Rial, o Puskas, el Real Madrid volvía a optar al título. Muchas cosas habían cambiado, pero otras seguían intactas. Miguel Muñoz seguía liderando a la escuadra blanca, que se plantaba en la final ante el equipo yugoslavo en un lugar que traía buenos recuerdos, Heysel. Allí, los merengues vivieron otra remontada. Los goles de Amancio y Fernando Serena enterraron el tanto conseguido por Vasovic. La sexta había llegado.

7. Real Madrid-Juventus (1998)

La séptima, conocida por muchos aficionados como la esperada. Treinta y dos años después del último título en la máxima competición, el Real Madrid llegaba a la final de la Copa de Europa, esta vez en color, con un nuevo formato, y sin ser favoritos. Ante ellos, la Juventus de Marcelo Lippi, que disputaría su tercera final de Champions seguida, con un joven Zidane cuyo destino aún se encontraba lejos del equipo blanco. Pedja Mijatovic marcó el único gol del encuentro e hizo olvidar la final perdida en 1981 contra el Liverpool. Los de Jupp Heynckes ganaron la Copa de Europa y marcaron el inicio de una nueva era.

8. Real Madrid-Valencia (2000)

El Real Madrid de Vicente del Bosque contra el que probablemente fuese el mejor Valencia de la historia, con Héctor Cúper en el banquillo. Duelo por conquistar Europa en la primera gran fiesta del fútbol español de la Champions League. La octava se resolvió con un 3-0 a favor del club merengue, con goles de Morientes en la primera parte, y McManaman y Raúl en la segunda mitad.

9. Real Madrid-Bayer Leverkusen (2002)

La novena en Glasgow, una final para el recuerdo. El primer gol de Raúl, el empate de Lucio para los alemanes y un centro perdido al cielo de Roberto Carlos que engancharía la mágica volea de Zinedine Zidane, poniendo el 2-1 en el marcador. Tras ello, la lesión del guardameta madridista, César Sánchez, al que sustituiría Iker Casillas para detener el asedio germano en la segunda mitad. Un partido de sufrimiento que terminaría con un nuevo título europeo para el palmarés del Real Madrid.

10. Real Madrid-Atlético de Madrid (2014)

El Atlético de Madrid llegaba a Lisboa para poner el broche perfecto a una temporada de ensueño, tras ganar la Liga en el campo del Barcerlona. El Real Madrid, con Carlo Ancelotti como líder, buscaba la Décima, la eterna deseada, después de tres temporadas consecutivas quedándose a las puertas de la final. Un gol de Diego Godín en la primera mitad marcaba el comienzo de una de las finales más dramáticas de la historia de la Champions League. Una segunda parte llena de oportunidades para los blancos, no verían su recompensa hasta llegado el minuto 93, en el que un tanto de Sergio Ramos mandaba el partido a la prórroga. En el tiempo de gracia, un Atlético que se había desfondado durante todo el encuentro, poco pudo hacer ante los goles de Gareth Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo. El partido finalizaba con 4-1.

11. Real Madrid-Atlético de Madrid (2016)

Dos años después de la agónica final de Lisboa, Milán se convertía en la nueva sede para la final del torneo. A los lados se hallaban los mismos protagonistas. Simeone como dirigente de los colchoneros, Zidane, esta vez como entrenador de los merengues. Los goles de Sergio Ramos en la primera parte y de Yannick Carrasco en la segunda mandaban el enfrentamiento a una nueva prórroga. Antes, Griezmann había fallado una pena máxima. No hubo vencedor en la media hora extra; el partido se iba al azar de la tanda de penaltis. Juanfran mandó al poste el lanzamiento decisivo de su equipo, dejando la final en manos de la ejecución de Cristiano Ronaldo. El portugués no erró, y el Madrid se alzó con su undécima copa europea.

12. Real Madrid-Juventus (2017)

La Juventus, un histórico de la competición, se presentaba en la final con ganas de revancha. Su absoluto dominio en Italia no era suficiente para los de la «Vecchia Signora», que dos años antes perdieron la final de la Champions League contra el Barcelona. El Real Madrid, llegaba a Cardiff, como defensor del título. Una primera parte muy igualada, con goles de Cristiano Ronaldo y Mario Mandzukic, dio paso a una segunda en la que el Real Madrid puso fin a las esperanzas juventinas. Los goles de Casemiro, Cristiano Ronaldo de nuevo, y Marco Asensio sentaban las bases de la hegemonía blanca en Europa, con la consecusión de la duodécima Copa de Europa.