Santiago Solari, entrenador del Real Madrid
Santiago Solari, entrenador del Real Madrid - EFE

Real MadridPlenos poderes para Solari

El argentino ya es el entrenador definitivo del Real Madrid. Se lo ha ganado por saber tomar decisiones. Ahora planifica una pretemporada

MadridActualizado:

No hay mejor entrenador que quien conoce la casa. La idiosincrasia del Real Madrid ha comprobado esta verdad con éxitos durante sesenta años. Miguel Muñoz, Molowny, Di Stéfano, Amancio, Valdano, Del Bosque y Zidane cumplieron esta norma a lo largo de seis décadas. Santiago Solari se suma a la lista. Se ha ganado su sitio como primer entrenador del Real Madrid. No hay vuelta atrás. Ya no es provisional, es el preparador de la primera plantilla. Ya no podrá dirigir al Castilla. Pasados los catorce días preceptivos, desde hoy consta en la Federación Española como entrenador de la primera plantilla. Es un mero trámite burocrático. Contrariamente a lo que se dice, no tiene que presentar ningún contrato nuevo con el Real Madrid, porque posee licencia para dirigir equipos de Primera división y ese es el único requisito. El nuevo contrato económico que le firme el Real Madrid en un futuro próximo será un asunto privado que negociará con Florentino Pérez y José Ángel Sánchez. Para el club madrileño lo único importante es que Solari es su elección de entrenador. Y el argentino ya demuestra que es el primer espada. Ha planificado junto a Antonio Pintus una pretemporada de diez días en el periplo de selecciones. ( El fichaje se llama Solari)

El objetivo del técnico y del preparador físico es conseguir un estado de forma aceptable de toda la plantilla que permita consolidar el salto delante de calidad dado por el equipo. El análisis que la dirección deportiva del club realizó hace unas semanas desveló que el principal problema sufrido por el equipo esta temporada era la preparación física. El nivel de forma de los jugadores era muy bajo. Las pruebas realizadas con los jugadores lo confirmaban. Los futbolistas lo sabían. Pintus se puso a trabajar como jefe hace trece días y ha conseguido una pequeña mejora, un progreso que sumado a las decisiones técnicas de Solari propiciaron estas cuatro victorias. Pero Solari y el profesor italiano saben que el grupo necesita una gran evolución en su puesta a punto para volver a ser el Real Madrid de siempre. Y se ponen manos a la obra.

El cuerpo técnico lamenta que la competición cada tres días y los dos partidos de las selecciones nacionales les impidan tener más tiempo para lograr la evolución que desean en sus hombres, pero piensan aprovechar estos diez días para dar un salto adelante con muchos hombres. Tras conceder un día de descanso, hoy, a las tres de la tarde, comenzarán esa minipretemporada con nueve profesionales: Lucas, Odriozola, Carvajal, Keylor, Llorente, Mariano, Vallejo, Javi Sánchez y Casilla. Las lesiones de Casemiro, Nacho y Reguilón impiden que esa labor se extienda a once jugadores.

Este trabajo de campo será muy importante para confirmar la progresión el Real Madrid. Pintus ha planificado sesiones de potencia y velocidad. Solari espera recuperar hombres en estos diez días, pero las lesiones no decaen. El Mundial de Rusia pasa también una larga factura, como Simeone argumentaba el pasado domingo al valorar las dolencias del conjunto rojiblanco.

El ejemplo de Keylor

Solari y Pintus desearían que Kroos, Modric, Asensio e Isco hicieran también este trabajo de campo en Valdebebas, pero la prioridad de los equipos nacionales se lo impide. Son hombres que no han rendido como es habitual, el malagueño por culpa de la apendicitis. Bale tampoco ha funcionado como se esperaba.

Solari ha ganado cuatro encuentros gracias a unos cambios acertados que han presionado a titulares consagrados como ellos. Solo Kroos ha mantenido la titularidad en los últimos tiempos. Isco y Asensio han perdido el puesto. Todos ellos necesitan mejorar sus prestaciones. Solari lo ha hecho bien y necesita más de sus pupilos. Quiere más porque el Real Madrid exige más de los jugadores si desean aspirar a los títulos. Ninguno de estos profesionales se ha atrevido a decir «no» a su selección para trabajar con su equipo. Keylor Navas es el único que ha dicho «no» a su equipo nacional, Costa Rica, aunque sea el alma de su selección. Su anhelo de ser titular en el Real Madrid ha primado sobre el deseo de jugar con su país. Hoy es suplente de Courtois, y esa pérdida de crédito ha potenciado su decisión de trabajar con el nuevo técnico en Valdebebas y ganarse la concesión de partidos. Quiere ser titular en Éibar el día 24.