Barcelona-Real MadridLa oportunidad perdida del Madrid en el Camp Nou

La sensación de la plantilla es que pudieron dejar la eliminatoria casi sentenciada en otro buen partido blanco

Crónica Barça-Madrid: Igualdad en un clásico con derroche de esfuerzo

Vídeo: Marcelo, señalado por su falta de actitud en el gol del empate del Barça

BarcelonaActualizado:

Fue valiente Solari en su primer clásico. Su apuesta desde hace semanas la mantuvo en el escenario más complicado y ante el rival más peligroso. El peso mediático e institucional de Bale no pudo con la comodidad de dejar al niño Vinicius en el banquillo. El brasileño fue el elegido y encontró el técnico la recompensa bastante más pronto de lo que hubiera soñado.

A los seis minutos el tridente fabricó un gol que tendrá mucho peso en la eliminatoria. Lo compró Vinicius, lo empaquetó Benzema y le puso el lazo Lucas Vázquez. El Madrid, que tres meses y medio atrás salió escaldado del Camp Nou, regresaba dejando claro que aquello fue eventual: «No quiero hacer comparaciones. Sí digo que mostramos que somos un equipo que trabajamos muy en serio», explicó Lopetegui.

El 0-1 blanco no fue una casualidad. Bonito y generoso ejercicio colectivo de los de Solari en un duelo donde pudieron dejar la eliminatoria casi sentenciada pero también perderla. Ahí es donde se vio un Madrid que también sabe sufrir cuando enfrente hay un equipo de verdad. La lección de cara a lo que viene, sobre todo en los cruces peliagudos de Champions, es edificante para este Madrid que no deja de crecer: «Estuvimos mejor que ellos y creamos más ocasiones. El empate no es justo», analizó Lucas, el goleador blanco.

Llevaba semanas el equipo dando mucho síntomas de mejoría, todos ellos construidos desde el vigor físico que alentaba un generoso esfuerzo en la presión en campo contrario y en la ayudas al compañero. Seguramente esa segunda razón motivó a Solari para colocar a Llorente en el once titular, en detrimento de Casemiro. El canterano fue una bombona de oxígeno para Marcelo, la nota discordante del Madrid en el Camp Nou: «Es nuestro segundo capitán y pone al Madrid por delante de todo. Buscamos su mejor versión», dijo Solari ante el mal partido de Marcelo. El lateral sigue en un estado físico alarmante y Malcom, un jugador de clase media y de presencial residual en este Barcelona de Valverde, desnudó tocas sus carencias.

Buen tono general

La resta de Marcelo la compensóKeylor. Qué mérito tiene lo que está haciendo esta temporada el guardameta costarricense. Desde la llegada de Solari, su única presencia en la Copa le puso en un papel complicado. Pocos partidos, muchos de ellos de interés escaso, y a rezar porque el equipo fuera pasando rondas en el torneo del K.O., algo que ha sido así por el buen tono general del Madrid y del propio Navas. Cómo este portero ha sido sacado de la titularidad será siempre una de las grandes injusticias de esta era gloriosa del Real Madrid. «Me gustaría jugar más, claro. Cuando tengo la oportunidad la intento aprovechar y para mí siempre es un privilegio defender esta camiseta».

Un mano a mano con Malcom, otro con Jordi Alba y una manopla a un tiro envenenado de Suárez mantuvieron a raya al Barcelona hasta el gol del empate de Malcom, aunque para Keylor el empate fue premio escaso: «Fue un bonito partido donde supimos jugar cuando había que jugar y sufrir cuando había que sufrir, pero el 1-1 nos sabe a poco». En tres semanas, el Bernabéu decidirá.