Vídeo: El instante en el que Gareth Bale vuelve a caer lesionado - La Liga
Real Madrid

El Madrid pierde a Bale y pierde 21 puntos de 51

El galés sufrió una nueva lesión en el sóleo y fue cambiado por Isco en el descanso; Modric jugó una hora con fiebre

Actualizado:

La Liga del Real Madrid se encuentra a siete puntos. No está perdida, porque falta medio campeonato, pero el campeón de Europa se deja demasiados puntos por el camino y desperdicia muchas oportunidades de acercarse al Barcelona. Cuarto en la clasificación, nadie comprendía el cerrojo que aplicó el Real equipo madrileño ante un rival que coquetea con el descenso. Cazorla permitió que el Villarreal saliera de las tres posiciones del infierno y el conjunto blanco volvió a entrar en los infiernos de su irregularidad. El Madrid ha perdido 21 puntos de los 51 disputados. Solo suma 30 al cabo de 17 jornadas.

Solari reconoce que su equipo no supo sentenciar el partido y jugó en el alambre hasta que tropezó

La lesión de Bale fue otro infierno inesperado. Y la sustitución de Modric, víctima de un proceso gripal, con fiebre, supuso otro contratiempo que al final pasó factura. El entrenador del Real Madrid quiso que jugara durante una hora para mantener la estructura de su once titular. El croata ya no podía más y su estado físico se acusó en el césped. Con todas estas vicisitudes, y un Villarreal envalentonado, los hombres de Santiago Solari se cocieron como el barro, a fuego lento, en el estadio de La Cerámica. El entrenador madridista admitió que cuando se juega en el alambre pueden perderse puntos: «Pudimos sentenciar el partido tras el 1-2, pero cuando no lo consigues siempre juegas con el peligro y llegó el empate del Villarreal».

El argentino valoró la relevancia de los dos puntos perdidos en el tramo final, que sitúa a su club a siete puntos del Barcelona, y ese repliegue de sus hombres: «Quedan muchos partidos y ahora tendremos uno cada tres días entre Liga y Copa. Fue el Villarreal el que nos obligó a echarnos atrás. El rival apretó mucho, necesitaba puntuar, y se notó con esa presión». Lamentó la ausencia de Bale en el segundo tiempo como uno de los argumentos de una falta de profundidad en la segunda parte que admitió con sinceridad: «Sí, nos faltó salir más claros en ataque y la lesión de Gareth, producto de un golpe en un gemelo, la notamos en ataque, pues es un hombre que busca los espacios y tiene esa profundidad que necesitábamos».

Ensalzó el esfuerzo de Modric: «Quería jugar y lo hizo con fiebre». Y analizó la aportación de Isco, que volvió a ser protagonista en el Real Madrid de la Liga: «Jugó bien, es un futbolista importante para nosotros».

Lucas, que dibujó una gran jugada para sentenciar, fue sincero al valorar la situación del Real Madrid: «Estamos enfadados, porque pudimos ganar, no rematamos el partido y al final Cazorla consiguió el empate. Yo tuve una oportunidad para ganar, el balón no entró y luego llegó el 2-2». Negó que la Liga se haya perdido para el Real Madrid: «Queda mucha Liga y hay que aprender de los errores. Los detalles inclinan la balanza a un lado u otro y esperemos que esto cambie». Carvajal y Lucas compartieron un mensaje que era la misiva de todo el vestuario: que nadie nos dé por muertos.