Real Madrid

La incógnita de Ceballos

Solo ha jugado minutos en 21 partidos y debe decidir si se queda o si busca mayor protagonismo; el Madrid no le puede prometer nada

Actualizado:

Ganador del Europeo sub 19 en 2015, estrella de futuro, cotizado por el Barcelona y el Real Madrid, el club blanco fichó a Dani Ceballos (Utrera, 21 años) hace un año como un centrocampista de calidad para una década. El jugador eligió al campeón de Europa como destino. Y su primera temporada no ha sido óptima. Solo ha disputado minutos en veintiún partidos, la mitad de ellos incompletos, y su rendimiento solo ha destacado en la visita del Real Madrid al Alavés, donde el sevillano jugó como titular y marcó dos goles decisivos. Después, no tuvo continuidad.

El ejemplo de Lucas e Isco: Ceballos debe aprender que para jugar en el Real Madrid no vale solo la clase, hay que pelear hasta el final

El complicado estreno del equipo de Zidane en la Liga, con fallos ante el Valencia, el Villarreal y el Betis al principio del campeonato, fue un hándicap añadido para los jóvenes que la dirección deportiva integró en la plantilla el pasado verano. Achraf, Mayoral, Theo, Marcos Llorente y Dani Ceballos se encontraron en un Real Madrid que perdía puntos en el torneo de la regularidad y que forzaba al entrenador a no arriesgar con los noveles. Zidane se apoyó en lo veteranos para salir del atolladero. Incluso un talento como Asensio estuvo muchas veces en la reserva porque el francés no quiso quemar a un chico tan joven en una situación peliaguda. Con mayor razón, el responsable deportivo del Real Madrid no puso a Ceballos, a Marcos Llorente, a Theo y a Mayoral a los pies de los caballos. Ejemplo de la difícil transición fue Achraf, que disputó una docena de encuentros y sufrió la presión de la afición, que siempre encuentra en el último novato la diana en la que cargar sus enfados.

No demostró regularidad

Tapado en varios encuentros, Zidane quiso dar la sorprendente oportunidad a Ceballos en Vitoria. Y el andaluz anotó dos buenos goles que significaron el triunfo. Luego, Dani volvió a diluirse en la reserva. La pregunta era, es: ¿Por qué? Porque Ceballos no ha demostrado regularidad ni carácter para conseguir la confianza del técnico y saltar al campo como solución. Kovacic, Lucas, Asensio y Casemiro debieron ser su ejemplo y el exbético no siguió esos roles.

No hay promesa de partidos: el Real Madrid no le puede prometer más minutos la próxima campaña, debe ganárselos

La participación de Ceballos en la Copa ante el Fuenlabrada, el Numancia y el Leganés, tampoco fue ejemplar. No solo el hispalense, todos los jóvenes, y algunos titulares, fracasaron. Los nuevos no aprovecharon su oportunidad y fueron tuteados por jugadores de categorías inferiores, para ser superados por el Leganés. Zidane confió en el equipo B para eliminar al conjunto blanquiazul del sur de Madrid, descartó a los titulares y se llevó una dura sorpresa. Esa derrota fue cruz y raya para los fichajes jóvenes de perfil bajo.

Anoche jugó ante el Sevilla como titular, al lado de Casemiro, Kovacic y Lucas en la línea media

El sevillano se ha encontrado no solo en el banquillo en demasiadas ocasiones, sino descartado. No ha viajado a muchos partidos. Anoche fue titular en el Sánchez Pizjuán en un once mixto de suplentes y titulares.

El balance de Ceballos es que ha disputado minutos en 21 encuentros, la mitad de ellos incompletos, en los que ha marcado los dos tantos de Vitoria y nada más. Su falta de energía para añadir físico a su clase le ha condenado al ostracismo. Se ha dado cuenta que para ser protagonista en el Real Madrid hace falta más que talento, hay que luchar. Isco lo asimiló al cabo de cinco años. Asensio lo ha comprobado esta temporada, cuando fue sentado al no demostrar una regularidad de rendimiento.

El quid de la cuestión para Ceballos es: ¿Y qué hacemos la próxima temporada? El jugador debe meditar. Ha de ganarse más minutos. Pero si solo juega una veintena de encuentros, como ha sucedido ahora, sería conveniente una cesión o un traspaso con derecho de recompra. El utrerano quiere que le prometan más minutos en el Real Madrid. Zidane no se los puede prometer, porque las circunstancias en un club de esta dimensión hacen cambiar muchas pretensiones. Todo dependerá de lo que el mediocampista decida.