Mercado de fichajes

La decadencia de Neymar le aleja del Madrid

Tercera grave lesión en 15 meses, todas en su pie derecho. No jugará la Copa América

MadridActualizado:

Ronaldinho Gaucho ha sido uno de los mejores futbolistas de la historia de Brasil y del Barcelona. Un ‘10’ que llegó a provocar una ovación del Santiago Bernabéu, en aquel memorable 0-3 de 2005, algo insólito en la histórica rivalidad entre blancos y azulgranas. Era tal su talento y su superioridad que hasta la afición del Madrid no tuvo más remedio que levantarse y aplaudir a un jugador único, pero también efímero.

Tres temporadas le duró a Ronaldinho su magia como futbolista, hasta que a los 27 años la noche ocupó la primera de sus prioridades. Una agitada vida social que inició su decadencia sobre el verde, con lesiones de todo tipo y tendencia al sobrepeso, y un deambular por distintos equipos en los que parecía jugar un domingo sí, y otro también, partidos de homenaje. Precisamente esta es la edad en la que ahora Neymar, otro brasileño y culé, coquetea con el ocaso de su fútbol, en un declive en el que ha pasado en solo 24 meses del top tres mundial, junto a Ronaldo y Messi, a un jugador del montón, débil físicamente y ruidoso fuera del terreno de juego, coyuntura que ha generado recelo en un Real Madrid que siempre suspiró por sus huesos, pero que ahora le ve más como un exfutbolista que como una estrella.

Historial de lesiones

Neymar no jugará la Copa América que se juega en su país y se inicia el próximo viernes 14 de junio, tras lesionarse en el amistoso jugado la madrugada del miércoles al jueves: «Después de sufrir un esguince en el tobillo derecho durante el partido contra Catar, Neymar fue evaluado y sometido a exámenes complementarios que confirmaron una rotura de ligamento en el tobillo. Debido a la gravedad de la lesión, no tendrá condiciones físicas y tiempo de recuperación suficiente para participar en la Copa América», detalló la Confederación Brasileña de Fútbol en un escueto pero elocuente comunicado.

La lesión llueve sobre mojado. Ese mismo pie es el que ha sido operado en dos ocasiones desde febrero de 2018. Entonces, un esguince de tobillo, acompañado de una fisura del quinto metatarsiano provocó que pasará por el quirófano y estuviera más de tres meses de baja, con el tiempo justo para jugar el Mundial de Rusia, en el cual pasó desapercibido. Este año, la historia se volvió a repetir. En el mes de enero, un nuevo percance le obligó a salir en camilla y llorando, en el partido de la Copa de Francia contra el Estrasburgo. Otra vez su maldito pie derecho y el quinto metatarsiano roto, aunque en esta ocasión se decidió un tratamiento conservador que evitara la cirugía, medida que no evitó otros tres meses de baja. Regreso a finales de abril, pero poco más de un mes ha estado lejos de la enfermería, lastimándose de nuevo un tobillo ya castigado que le aleja un poco más de la élite en la que un tiempo aspiró a liderar.

A día de hoy, Neymar ha dejado de ser la gran estrella mundial del fútbol que fue. Su hundimiento no encuentra fin, perdido en un laberinto de lesiones, agitada vida extradeportiva, que le ha explotado de lleno con la denuncia por violación, y enfrentamientos con aficionados, compañeros y entrenadores. Una explosiva mezcla que también le esta haciendo perder patrocinadores, como Mastercard, que ayer mismo anunció que suspendía su vinculación comercial con Neymar, la estrella mundial que se convirtió en un futbolista de cristal.