Real Madrid

La cantera enamora a Lopetegui

Reguilón, Valverde y Javi Sánchez son las joyas que el entrenador pule. Debe decidir bien quien se queda y el futuro de las tres promesas

Actualizado:

Cuando Gareth Bale llegó al Real Madrid hace cinco años, un chico alto y desgarbado, Sergio Reguilón, 16 años, le pidió una foto en Valdebebas. Hoy es compañero del galés y le ha enseñado aquella instantánea. Recordaba a la imagen de Dani Carvajal, con doce años y pelo rubio, al lado de Di Stéfano, cuando inauguraron la ciudad deportiva de Valdebebas. Son dos ejemplos del salto adelante desde las categorías inferiores hasta el primer equipo. Hoy, Reguilón es uno de los éxitos de la cantera madridista. A los 21 años ha enamorado a Lopetegui. El nuevo entrenador es feliz por el rendimiento que tres muchachos le han demostrado en esta pretemporada: Fede Valverde, Javi Sánchez y este lateral osado «que está aprovechando su oportunidad», como dice el técnico.

Sergio Reguilón: el lateral izquierdo es la gran noticia de esta pretemporada. Su personalidad en ataque, su potencia y su decisión le pueden ascender al primer plantel. Aspira a quedarse en el primer equipo, como relevo de Marcelo

El vasco tiene muchos frentes en la dirección del campeón de Europa y uno de ellos es saber encauzar la trayectoria de estos tres muchachos para que confirmen su valía. Debe decidir si se queda con alguno, si los cede o si los deja cerca, en el Castilla, para que asciendan al primer plantel en un número determinado de encuentros.

Fede Valverde: su calidad como director de juego, a los 20 años, exige una buena elección de su futuro. Tiene la clase de la escuela uruguaya, con pase ofensivo y visión de juego

La primera postura es cederlos para que, como Carvajal hizo en Alemania, se curtan a escala competitiva y regresen hechos. Pero la eficacia de Sergio Reguilón como lateral izquierdo ha sembrado de bonitas dudas ese porvenir. Ausente Marcelo en la gira norteamericana, el canterano brilla en ese puesto. Sube con potencia hasta la linea de fondo, da pases, defiende bien y dispara a portería con el desparpajo de un veterano.

El posible relevo de Marcelo

El dilema del responsable del Real Madrid es evidente: «¿Se queda con nosotros como relevo de Marcelo o es mejor cederlo?». Hay que decir las cosas claras: Reguilón ha dejado sin sitio a Theo Hernández, que será cedido a la Real Sociedad cuando regrese de Estados Unidos con el fin de demostrar de una vez que está hecho para el Real Madrid.

Javi Sánchez es un central de futuro para el Real Madrid. Fuerte, decidido, práctico, contundente, el entrenador blanco debe decidir bien donde juega

Otro defensa comparte esa felicidad de Lopetegui: Javi Sánchez. El preparador guipuzcoano ha demostrado que es un amante del trabajo de cantera, se fija mucho en los jóvenes y los muchachos lo han constatado.

Javi Sánchez es una esperanza canterana, de La Fábrica, para el futuro del centro de la retaguardia, como en su día lo fue Nacho, que hoy continúa en el plantel como un jugador importante del Real Madrid. Es un central fuerte, con velocidad, sobriedad, eficacia y sentido de la anticipación.

Como novato en estas lides, cometió algunos errores frente al Manchester United en el primer partido de la gira, cuando Mata le buscó dos veces la espalda. Le vino bien aprender de esos fallos, que también repitieron sus compañeros de línea, más avezados. Sánchez tiene condiciones para cuajar en el Real Madrid si continúa su progresión. Sabe que lo importante para su futuro es hacerlo todo sencillo, fácil, sin complicarse la vida. Lo fundamental es no cometer errores que cuesten un gol.

Crear jugadas de gol es la capacidad que posee Federico Valverde. Verle jugar es una delicia. Su manejo de la pelota, de las situaciones y su técnica para crear, construir y dar pases en ataque es un primor. A sus 20 años debe dar un salto adelante para confirmar su ascendente.

El uruguayo alberga esa calidad en el toque de la escuela de su país y necesita ser más regular en su rendimiento para explotar. Como todos los talentos, a veces desaparece de los partidos. Tiene que demostrar mayor liderazgo, el que por clase posee, y coger la batuta en los momentos difíciles, porque nadie es mejor que Fede Valverde para generar jugadas ofensivas. Lopetegui estás encantado con él. Lo normal es que sea cedido para profundizar en su evolución, pues requiere continuidad de partidos en el objetivo de pulir esa irregularidad, lógica a su edad. El técnico debe elegir bien su destino.