Real Madrid

La aventura de negociar con Levy

El dueño del Tottenham es duro de pelar. Vendió a Modric y Bale al límite del mercado. Ahora hay que intentar que permita el traspaso de Pochettino

Actualizado:

A Florentino Pérez y José Ángel Sánchez ya les duele la cabeza y no han comenzado a hablar. Negociar con Daniel Levy es una de las experiencias irrepetibles que les ha tocado superar en esta vida. Extraño, con una vida fuera de lo común, ahora en Londres, mañana en su residencia de California, el propietario del Tottenham planteó muchísimos problemas a Modric y Bale para dejar el club y firmar por el Real Madrid. Ambos hicieron una prueba de fuerza, en un enfrentamiento nada agradable, hasta conseguir el traspaso. En los dos casos se produjo un punto de partida que hoy se reitera con Pochettino: la promesa formal, no escrita, de tener el permiso de fichar por el Real Madrid si la oferta llegaba. Y se hizo realidad.

El negociador. 27 de agosto de 2012: Modric llega al Real Madrid por 42 millones tras una lucha de tres meses. El croata dijo a Levy que no volvería al Tottenham

Modric y el Tottenham recibieron la propuesta del Real Madrid en la primavera de 2012. El croata dialogó con el millonario judío y le solicitó que cumpliera su palabra. El presidente se negó. El centrocampista adujo que no regresaría a los entrenamientos después de las vacaciones, pues se le había mentido. Al final fue contratado por el club español el 27 de agosto de hace seis años. Costó 42 millones.

2 de septiembre de 2013: Bale llega al Real Madrid por 91 millones tras tres meses de negociaciones con el inglés. También adujo que no volvería. Ahora, el 31 de mayo de 2018, han comenzado los contactos con Pochettino para que deje el Tottenham

Bale vivió el mismo maratón de diálogos y réplicas con Levy en agosto del año siguiente. También tenía la promesa de poder ir al Real Madrid si la oferta surgía. Ocurrió. Tres meses de pelea. Al final llegó al Bernabéu el 2 de septiembre de 2013 por 91 millones de euros.