Patrocinado porInfiniti
Mundial Rusia 2018

Sigue en directo la llegada de la Selección española

El conjunto de Fernando Hierro vuelve a casa tras la prematura eliminación contra Rusia en octavos de final

Enviar noticia por correo electrónico

Actualizado: Guardar Actualizar

Por ahora no pasan por delante de los aficionados y no hay declaraciones.

La gente se amontona para ver a los jugadores.

Los jugadores van saliendo desde la sala premium a una pasarela blanca que les lleva a sus coches.

Sale Koke en coche. Pasa entre los aficionados sin despedirse, aún así ha sido muy aplaudido.

Ya llega el autobús con los jugadores. La gente se emociona. ¡Por fin llegan!

Los aficionados se tapan con las banderas de España, empieza a hacer frío a la salida del Adolfo Suárez. La tripulación ya se ha bajado del avión. Los jugadores continúan sin dar señales y los seguidores se desesperan ante la situación.

Los niños comienzan a cantar : «España, España». Los aficionados se desesperan, los jugadores se hacen de rogar. Hace ya más de media hora que han aterrizado en Madrid.

La gente se apelotona ante la Policía de tal forma que rompe la cinta de seguridad

¡Ya llegan!

La gente ya prepara sus móviles para grabar los acontecimientos.

Los guardas de seguridad informan de que los medios no podemos ir donde los aficionados. Prensa y seguidores por separado. Quizá se debe a que alguno de los jugadores se va a acercar a firmar autógrafos o hacerse fotos.

Los hinchas se desesperan con el paso de los minutos.

Ya no queda nada, los medios se preparan para hacer sus directos de la llegada.

En los últimos minutos han llegados unas 20 personas más. Según se acerca la hora crece el número de seguidores.

El número de aficionados continúa creciendo. Son ya cerca de 60 los que esperan ansiosos a los jugadores. Tres chicas jóvenes declaran que «ellas solo han venido para ver a Asensio».

Informan a ABC que el avión ya ha aterrizado, pero que los jugadores permanecen en el interior del avión. La furgoneta finalmente se utilizará para sacar a los jugadores de la zona.

Así es el cordón de seguridad para la llegada de los jugadores.

La Policía se posiciona para garantizar la seguridad de los presentes. Ahora sí, la llegada es inminente.

Se ha acercado una furgoneta al rincón de los aficionados. Tal vez algunos jugadores se hayan adelantado.

Informan a los medios que está previsto que los jugadores den la cara y saluden a los aficionados en unos 15 minutos. Tras salir de la sala premium pasarán por la zona y se dirigirán a un autobús para abandonar el lugar.

Recordamos que se está jugando ahora mismo el Bélgica-japón, en el que los hombres de Roberto martínez acaban de igualar el 0-2 que pusieron los japoneses en el marcador. Aquí lo contamos.

Parece que la gente se va animando un poco. Los seguidores están expectantes ya que «falta poco tiempo» para que aparezcan los futbolistas.

Las caras de la gente reflejan que hace ya tiempo de aquel triunfo en Sudáfrica en 2010, y vuelve a ser normal en la selección salir derrotados dolorosamente en los Mundiales.

Han llegado algunas personas más. El número de aficionados crece a unas 55 personas. Pobre recibimiento para los enviados a Rusia.

El ambiente es deprimente. Parece un funeral.

A pesar de la derrota de España, nadie quiere perderse la llegada de los futbolistas a Madrid.

Poco a poco, distintos medios se van sumando al recibimiento de los hombres de Fernando Hierro, cuyo avión está a punto de aterrizas.

Un inglés se une a los aficionados españoles en un gran gesto de apoyo. Los ánimos siguen bajos mientras unos niños juegan al balón para entretenerse.

Un niño, que lleva puesta la camiseta de la final contra Holanda, lleva en sus manos una libreta para que le firmen los jugadores. Aún queda alguien con ilusión.

Un aficionado se confiesa a ABC: «Vengo por mi hijo, para que pueda ver a los jugadores, pero si por mi fuera me hubiese quedado en casa».

Esta es la puerta por la que saldrán los jugadores de la selección española. Apenas 15 minutos para la llegada de los futbolistas.

Unas pocas aficionadas cantan: «¡España, España, España!». Pero no consiguen que el resto de seguidores se sumen a los cánticos.

Unos 40 aficionados son los que portan tímidamente unas pocas banderas de España. No está el ambiente para festejos.

Ver más