Nizhni-Nóvgorod, estadio del Mundial de Rusia 2018
Nizhni-Nóvgorod, estadio del Mundial de Rusia 2018
Patrocinado porInfiniti

Sedes Mundial Rusia 2018Estadio de Nizhni-Nóvgorod

La iluminación nocturna resalta la plasticidad y la ligereza de este recinto sede del Mundial de Rusia 2018

Actualizado:

Construido en la confluencia de los ríos Volga y Oka, está inspirado en dos de las características naturales de la región del Volga: el agua y el viento. Inaugurado el pasado año, durante el Mundial tendrá una capacidad para 55.000 espectadores, aunque cuando finalice su aforo se reducirá a 25.000 asientos. Su de estructura básica, muy ligera, esta compuesta por soportes triangulares organizados en círculo, que aguantan una llamativa fachada ondulante. De noche, la iluminación resalta la plasticidad y la ligereza de este estadio, que acogerá seis partidos del Mundial.

NIZHNI NÓVGOROD

Ubicada en la confluencia de dos grandes ríos navegables que atraviesan la mayor parte de la llanura europea oriental, el Volga y el Oká, Nizhni Nóvgorod aprovechó durante siglos su enclave privilegiado en el camino fluvial directo a Persia y a otros países de Oriente. Esto la convirtió en un importante centro comercial («San Petersburgo es la cabeza de Rusia, Moscú el corazón, y Nizhni Nóvgorod es el bolsillo», reza un dicho popular ruso).

Fue fundada en 1221, poco antes de la invasión mongola, ya en el período del desmembramiento feudal del principado de Kiev, como una ciudadela fronteriza del feudo norte oriental en la zona dominada por las tribus erzias y contigua al reino de Bulgaria del Volga.

Nizhni Nóvgorod, la quinta ciudad más poblada de Rusia, presume de tener una gran riqueza arquitectónica en perfecto estado de conservación, desde su kremlin (ciudadela o fortaleza) hasta los edificios que se alzan a ambos lados de la calle Bolsháia Pokróvskaia.

Tiene buen acceso tanto desde Moscú (está a 400 kilómetros) como desde San Petersburgo (893 kilómetros) gracias a la línea férrea de alta velocidad. Además la ciudad cuenta con su propio aeropuerto internacional. Sin embargo, lo más espectacular es llegar a la ciudad a bordo de un crucero. La navegación desde Moscú por el río Volga está abierta desde mayo hasta octubre y el crucero tarda unos cinco días en llegar a Nizhni Nóvgorod. Tras deleitarse con las bellezas de la ciudad, se puede continuar la navegación por el Volga hasta su desembocadura, cerca de la ciudad de Astracán.