Patrocinado porInfiniti

Mundial Rusia 2018¿Por qué todos los apellidos islandeses acaban en -son?

ABC te cuenta el curioso origen de los apellidos en el país nórdico, de nuevo revelación en un gran campeonato

Horario y dónde ver en televisión el partido del Mundial de Rusia 2018: Irán - España

Irán - España en directo, segundo partido de la selección española

Actualizado:

Halldorsson, Gunnarsson, Sigurdsson, Bjarnason... Los jugadores de Islandia cuyo apellido termina en «-son» constituyen una abrumadora mayoría en la lista oficial de la selección nórdica para el Mundial de Rusia 2018. Entre los 23 jugadores y el entrenador sólo hay un futbolista cuyo apellido no acabe así, el portero suplente Frederik Schram. Y su excepción tiene una clara explicación: nació y creció en la cercana Dinamarca.

Pero, ¿por qué en Islandia los apellidos acaban en -son? La razón se encuentra en que los apellidos islandeses son formados por el nombre del padre (en gerundio) acompañados de esta terminación. Por ejemplo, los hijos de Albert Gudmundsson, uno de los futbolistas del conjunto islandés, tendrían como apellido «Albertson». Eso en el caso de los varones, porque si fueran hijas al nombre del padre añadirían el sufijo «-dóttir».

No solo puede hacerse con el nombre del padre. Los apellidos a partir del nombre de la madre también son aceptados legalmente. De hecho, en los últimos años, han adquirido una gran aceptación y uso por el aumento de madres solteras.

El nombre antes que el apellido

También resulta muy curioso que, aunque los jugadores luzcan sus apellidos en sus camisetas durante la cita mundialista de Rusia, la tradición lingüística islandesa ha privilegiado el uso del nombre por encima del apellido. Un claro ejemplo es el listín telefónico, organizado alfabéticamente por los nombres, no por el apellido.

Muchos académicos y periodistas nórdicos han pedido a la Federación Islandesa de Fútbol que reemplaraza los apellidos por los nombres, al estilo tradicional. El propio Instituto Islandés del Lenguaje, el equivalente a la Real Academia Eespañola (RAE), consideró que esta acción va en contra de la cultura de Islandia.

En términos de reglamentación, a la FIFA le es indiferente cómo se realice la identificación del jugador. Solo contempla que deberá estar en el dorso de la camiseta en las fases finales de las competiciones oficiales y tendrá que corresponder a la hoja de inscripción realizada previamente. Pero en ningún caso aclara si lo que debe constar debe ser el apellido o el nombre.

La cuestión de los nombres y los apellidos en Islandia no solo tiene que ver con un patrimonio cultural, también con ciertas limitaciones. Los nombres en la isla se reducen a una lista de 1.712 para hombres y 1.853 para mujeres. Cualquier nombre que se ponga a un niño, deberá estar incluido en la lista. Si no será considerado ilegal, al igual que en países como Alemania y Dinamarca. Eso facilita que se repitan con facilidad.