Carl Ikeme, en el hospital
Carl Ikeme, en el hospital - ABC
Patrocinado porInfiniti
Mundial Rusia 2018

La mejor noticia para Nigeria

Antes de enfrentarse a Argentina, los africanos conocieron la recuperación de Ikeme, el portero ausente de Rusia por una leucemia

Actualizado:

La selección de Nigeria tiene ante Argentina el partido más importante de su historia, pues dependen de sí mismos para pasar a los octavos de final. No obstante, uno de sus jugadores ya ha ganado su Mundial particular.

Carl Ikeme, de 32 años y jugador del Wolverhampton, ha superado tras un año de tratamiento la leucemia que le fue diagnosticada el 6 de julio de 2017 y que le ha tenido apartado de los terrenos de juego. El guardameta lo anunció mediante su cuenta de Instagram en una fotografía junto a su hija: «Después de un duro año y una quimioterapia intensa, me gustaría que todo el mundo sepa que estoy en remisión completa. Quiero agradecer el apoyo recibido de mi familia, amigos, a mi club, Nigeria y todo el mundo del fútbol».

Ikeme conoció su enfermedad después de que su club la detectase en unas pruebas sanguíneas que le realizaron antes de emprender la pretemporada 2017-2018. La noticia supuso un auténtico mazazo para él, ya que le apartó de la convocatoria de la selección nigeriana para acudir al Mundial de Rusia.

Su historia de superación ha conmocionado a todo el planeta fútbol e infinidad de personajes se han volcado en apoyos hacia el guardameta. En los días previos al choque de las «águilas verdes» contra Islandia, los jugadores del país nórdico posaron con las camisetas de su selección con el nombre del cancerbero nigeriano para enviarle ánimos en su lucha contra su enfermedad: «El gesto nace de toda la plantilla y le deseamos todo lo mejor. Todos somos una gran familia», afirmó Aron Gunnarsson, capitán del combinado vikingo.

Extra de motivación

La recuperación de Ikeme ha motivado aún más a su combinado nacional, que intentará regalarle una victoria ante la albiceleste de Messi. Además, el futbolista africano está deseando volver a vestirse de corto y entrenar con el Wolverhampton, equipo entrenado por Nuno Espírito Santo y que el año que viene disputará la Premier League después del ascenso conseguido en la pasada campaña.