Reuters
Fútbol

Xabi Alonso: «Quizá me retire cuando vuelva a ganar todo»

El mediocentro repasa su carrera, su relación con Benítez o su fichaje por el Madrid en el libro «Ring of Fire»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un ejemplo para sus compañeros, un jugador ejemplar, la extensión del entrenador en el campo. Son muchas las maneras mediante las que podría aproximarse uno a lo que significa la figura de Xabi Alonso en el fútbol. Ha jugado en los clubes más importantes de las mejores ligas (Liverpool, Real Madrid, Bayern de Múnich) y se ha desempeñado bajo la tutela de los mejores técnicos de la modernidad de este deporte (Benítez, Mourinho, Ancelotti y Guardiola). Él, lejos de vanagloriarse en un ejercicio de raciocinio acerca de lo que es, prefiere optar por la reflexión con el fútbol siempre como fondo: «Para poder desarrollar mi mejor juego, necesito estar rodeado de jugadores mejores que yo».

Ofrece la reflexión el tolosarra en un extracto publicado en The Guardian del libro (aún sin publicar) de Simon Hughes, «Ring of Fire». En él, cuenta como Benítez quiso venderlo en 2008, con el objetivo de recaudar los fondos suficientes para poder acometer el fichaje del también mediocentro Gareth Barry. La situación molestó a Alonso, que vió como su técnico perdía repentinamente la confianza en él. «No guardo ningún resentimiento, pero la relación (con Benítez) cambió desde entonces», explica el «14» del Bayern.

Al año siguiente, fue él el que pidió salir a Rafa Benítez. El técnico se lo debía, y el Madrid esperaba. Cuenta Alonso que los blancos ya le querían cuando aún estaba en la Real Sociedad, pero que el mayor interés del Liverpool y las dudas del club de Concha Espina (que lo quería para reemplazar a Beckham) sobre su falta de experiencia terminó por hacerle decantarse por la ciudad de Los Beatles.

«Fue la decisión más difícil de mi vida», asegura el de Donosti cuando habla sobre su mudanza a Madrid. El momento en que visualizó el cambio, en que vio que había llegado la hora de cambiar, fue cuando marchaba por las calles del centro de Madrid sobre un autobús celebrando la Eurocopa conquistada en 2008. «Solo me arrepiento de no haber ganado la Premier con el Liverpool», se lamenta Alonso.

Su papel en el campo

A pesar de no reconocer de manera explícita la importancia capital que ha tenido en el sistema de cada uno de sus equipos, sí se la da a la parcela que ocupa en el campo. «Si ganas el centro del campo, dominas el partido y tienes más probabilidades de ganarlo; eso no significa que todo sea labor de los centrocampistas: hoy hay delanteros que bajan a recibir y defensas que conducen hasta el centro». Puntualiza lo distinto de cada una de las tareas que ha tenido en los tres «grandes» en los que ha estado: «En el Liverpool jugaba para dársela a Gerrard; en el Madrid, tenía que pasar en largo para encontrar a Cristiano Ronaldo; y en el Bayern, que se caracteriza por el juego de pases cortos, Guardiola me decía que yo era el 'embudo'».

Cuando al vasco se le inquiere sobre su capacidad para seguir siendo una pieza importante en clubes de máximo nivel europeo, tiene claro cuál es la vía al éxito:«Entrenar es la manera que tengo de probarme día tras día; sé que son mis últimos años y quiero ser útil». Y así, entrenando, jugando y perpetuando su ya abultado legado, Xabi Alonso aún no puede situar con certeza la lejanía de la línea de meta de su particular carrera: «Quiero volver a ganar la Bundesliga y la Copa. También la Champions, para haberlo hecho con tres clubes distintos. Quiero ganar todo lo que se puede ganar. Entonces, puede que me retire».