Real Madrid

Xabi Alonso: «Me despido al máximo nivel»

El centrocampista anuncia su retirada en junio, a los 35 años. Lo ha ganado todo con la selección española y con cuatro «grandes clubes»

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
Actualizado:

Se marcha demasiado pronto. Su inteliencia y su calidad le permitían jugar dos temporadas más. Xabi ha decidido colgar las botas que estrenó en el Antiguoko cuando era un imberbe. Es un grande. Lo ha ganado todo. Un Mundial, dos Eurocopas, dos Champions (una con Ancelotti y Zidane), Ligas, Bundesligas, las copas de Inglaterra, España y Alemania. Con este palmarés, prefiere irse a los 35 años, cuando es reconocido como un gran jugador, en todo lo alto, sin vivir la decadencia en el césped. Hasta para eso es listo el donostiarra.

«Nunca pensé tener una carrera tan grande. La Real, Liverpool, el Madrid, Bayern y la selección»

«Me despido de un juego precioso», manifiesta Alonso mientras cubre su decimoctava temporada en primera línea. «He vivido el fútbol, lo he amado», subraya el guipuzcoano con la mente positiva que le define. «Siempre tuve claro que era mejor dejarlo más pronto que tarde. Quería acabar mi carrera al máximo nivel!». Así es. es el director de juego del Bayern y desea cerrar su trayectoria con una Champions con el equipo alemán, después de conquistarla con el Liverpool y con el Real Madrid.

De Mourinho a Guardiola

«He jugado en cuatro grandes clubes, la Real Sociedad, el Liverpool, el Real Madrid y el Bayern», rememora Xabi con la mirada hacia atrás. «Nunca pensé que tendría una carrera tan grande». El hijo de Perico Alonso también tiene presente a la selección, con la que jugó 114 partidos, anotó 16 tantos y conquistó el Mundial 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2010.

De chaval daba exhibiciones de técnica con el balón en la playa de la Concha, junto a su buen amigo Arteta. Ambos soñaban con militar en la Real Sociedad. Al final, Xabi fichó por el equipo de su tierra, mientras Arteta se marchaba al Barcelona.

«Me gustaría una final de la Champions Bayern-Real Madrid». Sería el colofón ideal a su carrera

Se convirtió en el jefe del esquema de la Real. Benítez se lo llevó al Liverpool en 2004. Su debut fue apoteósico. Ganó la Champions 2005 al Milán de Ancelotti al superar un 0-3 en seis minutos, con tres goles imposibles. Alonso anotó el 3-3 que forzo la prórroga y los penaltis, donde el equipo de Benítez triunfó por 2-3. Un año después celebró la Copa de Inglaterra. Estuvo cinco años en el «spanish Liverpool». Florentino Pérez le fichó para el Real Madrid en su regreso a la presidencia, en 2009. Ya había ganado la Eurocopa 2008. En 2010 se adjudicó el Mundial. Horas después Mourinho comenzo en Valdebebas su etapa en la casa blanca. Alonso fue su director de orquesta. Su extensión en el césped.

La final soñada, Bayern-Real Madrid

El mediocampista ganó la Copa del Rey 2011 al Barcelona, preludio de la mejor campaña de su vida. En 2012 celebró su segunda Eurocopa. Ganó la Liga de los récords con el Real Madrid (100 puntos, 121 goles). Fue elegido el mejor medio centro de la Liga por la UEFA. Y seleccionado en el once ideal de la Eurocopa de ese año.

En 2014 festejó la Champions «de Ramos», el Mundial de Clubes y otra Copa del Rey frente al Barcelona. Guardiola, el enemigo natural de Mourinho, le llamó para jugar en el Bayern. Aceptó. En Alemania suma dos Bundesligas, camino de la tercera, y una Copa. «Me gustaría una final de Champions entre el Bayern y el Real Madrid», comenta el futbolista. Sería la despedida soñada de un hombre querido en ambas casas.