Segunda B

Segunda B, kilómetros para la polémica

Tras el enfado del Talavera, ABC compara la distancia que tendrá que recorrer en el Grupo IV y la que hubiera tenido que cubrir en el Grupo I, como era su deseo

Actualizado:

«La reunión para decidir la distribución de equipos en los cuatro grupos de Segunda división B resulta la jornada más complicada de la temporada», reconocían a ABC desde la Comisión de 2ªB unos días antes de la reunión celebrada este miércoles en la sede de la RFEF en Madrid. «Cuadradar el círculo es prácticamente imposible y siempre hay alguien que se siente perjudicado», añadían. Como en años precedentes, no todos los clubes se mostraron felices tras anunciarse el reparto para la próxima campaña y el Talavera abanderó las protestas después de conocer que jugará la Liga 2018-19 junto a los conjuntos murcianos, extremeños, andaluces y el Melilla. Una decepción para el club de una ciudad que está separada de Madrid por 120 kilómetros y que confiaba en volver a coincidir con rivales madrileños. El enfado de los talaveranos, que se quejaron de los largos desplazamientos que les esperan, no sentó bien entre algunos miembros de la Asamblea, presidida por el cántabro José Ángel Peláez.

Tras conocer la composición definitiva de los grupos de Segunda división B, la directiva talaverana mostró su malestar por los desplazamientos que tendrá que acometer este curso, el más cercano al municipio extremeño de Don Benito (382 km ida y vuelta). Al quedar encuadrado en el Grupo IV junto a los equipos murcianos, andaluces y extremeños, el Talavera, que no coincidirá con el otro conjunto de la Territorial de Castilla-La Mancha (Conquense), cubrirá esta temporada un total de 16.730 kilómetros, teniendo en cuenta solo 18 de las 19 visitas que realizará en la Liga (en el Grupo I acabaría la campaña con 11.916 kilómetros). Si se suma el viaje a Melilla, la cifra se dispara hasta los 17.954 kilómetros, aunque este desplazamiento es especial y más cómodo porque se realiza habitualmente en avión desde Madrid.

«El Talavera informa de que muy a su pesar y debido a la imposición de la @rfef, finalmente competirá en el Grupo IV de la Segunda División B para la próxima temporada 18/19». El comentario del conjunto toledano en las redes sociales no gustó al presidente de la Asamblea. «Se pueden enfadar y tienen derecho a ello, pero deben respetar el resultado de una votación democrática», explica José Ángel Peláez a ABC. «La votación, como no podía ser de otra manera, fue libre y el resultado está ahí: 52 votos a favor de la propuesta que salió elegida y 28 votos en contra», recuerda el presidente de la Asamblea de 2ªB en su conversación con este periódico. «El problema es que de Madrid hacia el norte hay 51 clubes en esta categoría, pero hacia el sur solo 29. Cuadrarlo a gusto de todos es misión imposible», añade el dirigente federativo, que recuerda que hay un dato que no ha trascendido: «El Lorca recorrerá más kilómetros esta temporada que el Talavera en el Grupo IV de Segunda B». El dato es clarificador en el caso del conjunto lorquino. Sin contar su desplazamiento a Melilla, a final de curso finalizará con 18.080 kilómetros en su maleta, 1.300 más que el Talavera.

José Antonio Dorado, presidente del Talavera, asegura a ABC que intentó defender hasta el final los intereses de su equipo y que en la reunión de la Comisión se vivieron momentos de tensión. Cambiar al Grupo IV supone, según afirma, una pérdida importante de ingresos, «especialmente de taquillas». El día después, sin embargo, llamó a José Ángel Peláez para tranquilizar las aguas. Aunque sigue creyendo que existían otras soluciones mejores para su club, ahora ya se centra en que su equipo haga una gran temporada.

Del Grupo I al Grupo IV

El pasado curso, la plaza en el Grupo IV que ocupa este año el Talavera fue asignada al filial de Las Palmas, pero el conjunto canario, por su particularidad geográfica, tuvo problemas en algunos desplazamientos. Figurar en el Grupo I y viajar directamente a Madrid, ciudad con la que las conexiones son más frecuentes, resulta mucho más cómodo para el club amarillo y también para sus rivales.

¿Cuántos kilómetros recorrería el próximo curso el Talavera en el Grupo I? Suponiendo que el conjunto talaverano ocupara en el citado grupo la plaza del Las Palmas Atlético, y que el resto de clubes fueran los mismos que se acordó en la reunión de la Comisión celebrada el miércoles, la entidad presidida por José Antonio Dorado cubriría un total de 11.916 kilómetros en sus 19 visitas, siete de ellas muy cercanas porque serían a la Comunidad de Madrid. Es decir, los blanquiazules consumirán 4.814 kilómetros más (267 de media por jornada) al estar integrados en el Grupo IV. Incluyendo el viaje a Melilla, esa diferencia de kilómetros se dispara a 6.038 (una media de 317 más jornada), pero este viaje es en avión y mucho más cómodo.

Sin embargo, la distancia más larga a recorrer en el Grupo IV en un mismo viaje, a Cádiz para enfrentarse a la Balompédica Linense (1.202 kilómetros, ida y vuelta), resulta menor a la que tendría que cubrir en cinco desplazamientos en caso de que figurara en el Grupo I (Pontevedra, 1.320 km; Deportivo Fabril, 1.270 km; Celta B, 1.268 km; Rápido de Bouzas, 1.268 km; y Coruxo, 1.208).

No es la primera vez que los equipos de la Territorial de Castilla-La Mancha son separaron en grupos diferentes. En la temporada 2016-17, los dos representantes albaceteños no coincidieron en la Liga. El Albacete fue encuadrado en el Grupo II (vascos, madrileños y canario), mientras que La Roda pasó al Grupo IV con los conjuntos andaluces, murcianos, extremeños y el Melilla.