Vídeo: Modric, Balón de Oro 2018

Balón de OroModric, ganador del Balón de Oro 2018

El croata fue elegido abrumadoramente por 170 periodistas de todo el mundo, con 753 votos; Cristiano quedó segundo con 476

Actualizado:

Modric ganó el Balón de Oro como colofón a un año histórico para el croata, tras obtener también los premios The Best, Mejor Jugador de la UEFA, mejor centrocampista de Europa, Mejor Futbolista del Mundial de Rusia y mejor jugador para la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol. El centrocampista subrayó que también era un premio del Real Madrid.

El Balón de Oro para Modric es un premio al buen fútbol. Tras Cristiano, segundo, Griezmann fue tercero, con 414 votos; Mbappé era cuarto, 347; Messi quedó quinto, con 280; Salah era sexto, con 188; Varane séptimo, con 121. Neymar fue duodécimo, con solo 19

El triunfo fue majestuoso. Obtuvo 753 votos de los 170 periodistas de todo el mundo que votaron. Cristiano fue segundo, con 476. Griezmann quedó tercero, 414. Mbappé logró 347. Messi era quinto, con 280. Salah fue sexto, 188. Y Varane séptimo, con 121. El Gran Palacio de las Bellas Artes de París, construido en 1897 para albergar la exposición universal de 1900, era el sitio idóneo para entregar a Luka Modric el Balón de oro al mejor futbolista del mundo. El fútbol de Modric es bello, es arte. Lo han refrendado todos los galardones del año, monopolizados por el croata.

Florentino Pérez habló ante ABC del ganador: «Luka es un gran jugador que representa los valores del Real Madrid. Lo ha ganado todo en este equipo y ya ha marcado una época; es una leyenda en activo del Real Madrid; ha hecho historia y sigue haciendo historia en este club»

Hacía frío en París. «Luka», como le llaman todos, se subió al avión en Madrid con un chaleco azul debajo de un chaquetón negro, que se quitó en pleno vuelo. Cuando llegó a la capital parisina tuvo que ponerse el abrigo y cubrirse bien, porque el ambiente era gélido. Fue el contraste con el fragor disfrutado en la noche parisina. El Gran Palacio, monumental, imponente, ofreció al jugador un ambiente cálido para vivir otro gran hito personal. Modric recibió el Balón de Oro, rúbrica a un año para la historia de su país y de su familia. Ciento setenta periodistas de todo el planeta, mayoritariamente pertenecientes a la revista France Football, organizadora del trofeo, le eligieron el mejor futbolista de toda la campaña. Una votación objetiva que confirmaba el premio de Mejor Jugador del Mundo, The Best, que le concedieron los seleccionadores y capitanes de todas las federaciones de fútbol del mundo hace dos meses.

Los profesionales del balompié y los periodistas de este deporte han coincidido en designar al número uno. Votaron por el buen gusto en el fútbol. Modric acabó con la dictadura balompédica que Cristiano y Messi impusieron durante una década. La prensa apostó en la votación por un jugador que ganó la Champions y fue subcampeón del Mundial de Rusia. Es destacable que los periodistas franceses no eligieran a un compatriota, hecho que habría sido demasiado fácil al ganar el Mundial.

Emotivo, con ese carácter humilde, enemigo de la soberbia, rival de la prepotencia, que tanto gusta a los profesionales del fútbol y a los aficionados de todos los clubes, Modric, extendió el galardón a sus compañeros: «Este premio es de todo el equipo. Le doy las gracias al Real Madrid, por todo lo que me ha dado, y les doy las gracias a mis compañeros, porque sin ellos no habríamos ganado nada». Unos compañeros que dominaron en esta clasificación general del Balón de Oro. Ocho de los treinta nominados eran madridistas. Isco quedó en la posición vigésimo novena. Marcelo ocupó el puesto vigésimo segundo. Ramos, que acudió a la gala como capitán y amigo, fue decimonoveno. Bale, decimoctavo. Benzema, decimoséptimo. Courtois, decimocuarto, tras de Neymar y Luis Suárez. Varane, séptimo. Y «Luka», el número uno.

Ramos: «Lukita se merece todos los premios, es un gran jugador y aún es mejor persona»

Su presidente, Florentino Pérez, alabó ante ABC su talento y su integración a la idiosincrasia de la entidad: «Luka es un gran jugador que se ha convertido en un referente del Real Madrid. Representa los valores de este club. Lo ha ganado todo con nosotros. Con su calidad ha marcado una época de este equipo. Ha hecho historia y continúa haciendo historia. Es una leyenda en activo del Real Madrid».

Cuando Modric escuchó su nombre como ganador, besó a su mujer, Vanja Bosnic, con la que se casó hace ocho años, y miró hacia sus hijos, presentes en un acto inolvidable. Dedicó el Balón de Oro a Croacia y al Real Madrid. «Este es también un premio para mi selección y mi país». El primero para un jugador croata. Ramos, Raúl, Roberto Carlos y Butragueño felicitaron a Modric en un momento emocionante. «Lukita ha demostrado desde hace años que es muy grande, como jugador y como persona, y se merece todos estos premios», señalaba el capitán. Es, en realidad, un reconocimiento a todo el equipo. Al Real Madrid.