Amaño de partidos

El manual para colocar jugadores asiáticos en España

Las mafias promocionan a jugadores de muy bajo nivel en las ligas españolas uy luego los revenden por grandes cantidades en sus países

Actualizado:

Las mafias del fútbol están apostando por el incipiente negocio que supone colocar en China al mayor número de futbolistas de ese país tras pasar por la Liga española, una de las de más prestigio a nivel mundial en todas sus categorías, lo que aumenta el caché. Por motivos burocráticos, jugar en el gigante asiático no resulta nada fácil para los extranjeros, pero los conjuntos chinos exigen cada día más calidad en sus plantillas y, supuestamente, haber pasado por España supone una garantía a la hora de incorporar a sus nacionales a la alta competición. Ante esa necesidad, los equipos recurren a jugadores con «experiencia» española, cayendo en el engaño de organizaciones que trafican con futbolistas que no llegan ni a debutar en los clubes donde sí son presentados con todo tipo de parafernalia y cobertura mediática. La mejor manera de envolver el caramelo que se quiere vender.

Uno de los casos que resulta más llamativo es el de Tien Zhou Cruz, un extremo zurdo de origen hondureño con nacionalidad china. Ese requisito es exigido por las mafias para, después de la correspondiente puesta en escena, poder colocar a los jugadores en China. Un futbolista mediocre que pague 100.000 euros por jugar en España puede llegar a ser traspasado por diez veces más, según las fuentes consultadas por ABC. Un negocio más que productivo que tiene su origen en la manera «fraudulenta» en la que algunos deportistas pisan suelo español.

Hijo del propietario de un conocido restaurante en Honduras, el paso de Tien Zhou por España resultó fugaz y prácticamente no dejó huella. A finales de diciembre de 2016, el Miami United disputó un triangular en La Balastera de Palencia ante el equipo local y el Jumilla, club en el que el presidente del conjunto americano, Alex Oliva, también había ocupado la presidencia. En esa expedición figuraban Tien Zhou y jugadores de otras nacionalidades que llegaron con la finalidad de « mostrarse» en el fútbol español. El extremo chino jugó, pero pasó totalmente desapercibido.

Sin embargo, el 2 de enero de 2017 fue presentado en Ciudad Real. Un acto en el que se puso en práctica una de las técnicas del manual empleado cuando hay que dar realce a un futbolista al que que se pretende colocar. Esa presentación se hizo coincidir con la del almeriense José Antonio Rodríguez y del argentino Facundo Zampa, dos futbolistas mucho más reconocidos y los tres coincidieron en la foto.

Horas después de su primera presentación, el futbolista paseaba por Jumilla, donde le esperaba un contrato con el filial de ese equipo. Nueva foto, la tercera en menos de una semana, pero el extremo acabó desapareciendo. De sus supuestas habilidades futbolísticas, ni rastro.