Ligue 1

Un año después, la misma pesadilla para Neymar

La temporada del brasileño pende de un hilo por una recaída en la lesión de su pie derecho

Actualizado:

Las preocupaciones judiciales han pasado a un segundo plano para Neymar, quien vive horas angustiosas ante la posibilidad de repetir la pesadilla de hace un año, cuando se perdió media temporada por culpa de una lesión que hoy vuelve a atormentarle.

Durante el partido de Copa ante el Estrasburgo de la semana pasada el brasileño tuvo que abandonar el campo entre lágrimas con un fuerte dolor en el pie derecho, el mismo que se operó el año pasado. Poco después, el PSG confirmaba la recaída de la lesión del quinto metatarsiano. El tratamiento, según rezaba el comunicado, dependería de la evolución del jugador. «Todas las opciones terapéuticas deben ser consideradas», decían.

«Ese parte médico del PSG es poco alentador», asegura el doctor Pedro Luis Ripoll, traumatólogo de Ripoll & De Prado Sport Clinic, centro de Excelencia FIFA. «Quiere decir que no descartan una nueva operación, lo que alargaría los plazos de recuperación de Neymar de manera ostensible».

Ayer, el diario «L’Equipe» reveló que el origen del dolor está en la fractura del año pasado, que no se habría consolidado y le estaría provocando al jugador una «pseudoartrosis». «Hace un año se le introdujo un tornillo en el pie», explica el doctor Ripoll, que ha operado de esa misma lesión a jugadores como Xabi Alonso o James. «Si los médicos han visto que la fractura no ha pegado, no hay más remedio que volver a operar. Es el escenario más desfavorable para el jugador, porque habrá que sustituir el tornillo que se le implantó hace un año o, en su defecto, cambiarlo por una placa. En ese caso, estaríamos hablando de una recuperación de unos tres o cuatro meses».

Hasta París se ha desplazado Rodrigo Lasmar, médico de la selección brasileña, quien ya se encargó de operar a Neymar el año pasado. Entre él y los galenos del PSG decidirán qué hacer. Según «L’Equipe», el brasileño es contrario a una nueva intervención.

Situaciones idénticas

El año pasado la lesión se produjo el 25 de febrero y Neymar no volvió a jugar hasta el 3 de junio. Ahora, el panorama es casi idéntico. Por delante tiene los octavos de final de la Champions ante el Manchester United (12 de febrero, la ida: 6 de marzo, la vuelta). En 2018 la lesión ya le hizo perderse la mitad de la eliminatoria ante el Real Madrid.

Además, Neymar fue muy cuidadoso el año pasado con los plazos porque al fondo aparecía el Mundial de Rusia. Este año también tiene cita importante con su selección en verano, una Copa América que, para más «inri», se disputa en territorio brasileño. Razón de más para que a Neymar no se le pase la congoja.