Cristiano Ronaldo en el entrenamiento del pasado miércoles
Cristiano Ronaldo en el entrenamiento del pasado miércoles - EP
Nations League

Cristiano Ronaldo busca terminar con su sequía goleadora en la selección

Esta noche tendrá lugar la primera semifinal entre Portugal y Suiza, mañana jugarán Inglaterra y Holanda por un puesto en la final del próximo domingo

MadridActualizado:

Una vez echado el cierre a la temporada de clubes al conocerse los vencedores de las diferentes ligas y al campeón de la Europa League y de la Champions League es el momento de las selecciones. En concreto la Nations League. La primera edición de este nuevo torneo llega a su fin esta semana. Competición en la que España quedó segunda por detrás de Inglaterra en la fase preliminar, por lo que le impidió disputar las semifinales.

Conviene recordar que el campeón de la Nations League no tiene un puesto garantizado en la Eurocopa de 2020. Veinte equipos acceden a través de la tradicional fase de clasificación, pero, los cuatro restantes, saldrán de los playoffs de la Nations League que se disputarán en marzo de 2020 (una plaza por división). Los cuatro mejores clasificados de cada división jugarán estas eliminatorias, luchando por una plaza que les de acceso a la Eurocopa si no han conseguido clasificarse por el formato clásico.

Oporto y Guimaraes acogerán a las selecciones de Portugal, Suiza, Inglaterra y Holanda, las cuatro clasificadas que intentarán hacerse con un puesto en la final del próximo domingo para poder alzarse con el trofeo que les acredite como campeones de esta nueva competición.

El partido que abrirá las semifinales será el Portugal-Suiza. El vigente campeón de Europa se medirá al conjunto helvético (esta noche a las 20:45), que ha dado la sorpresa al superar en la fase de clasificación a Bélgica e Islandia. Los lusos, por el contrario, vienen de liderar su grupo por delante de Italia y Polonia.

En esta primera eliminatoria, que abren los anfitriones, contarán con Cristiano Ronaldo después de que no haya participado en la fase de clasificación y que llega más descansado después de que su club, la Juventus de Turín, le permitiese no concentrarse para el último partido de la Serie A contra la Sampdoria.

El astro portugués está obligado a mostrar su mejor versión, pues lleva sin marcar con el combinado nacional casi un año. Para ver su último tanto con Portugal hay que remontarse al pasado junio, en el partido contra Marruecos correspondiente a la fase de grupos del pasado Mundial de Rusia.

Otro jugador que atraerá todas las miradas será Joao Félix, el joven talento del Benfica que ha deslumbrado al mundo y que le sitúa en la órbita de los grandes de Europa. El cuadro de Fernando Santos deberá mantener el estatus que alcanzaron en 2016 como campeones de la Eurocopa.

Suiza, liderada por el reciente campeón de la Champions League Xherdan Shaqiri llega con las posibilidades de hacerse con este título tras endosar un 5-2 a Bélgica, tercera en el pasado mundial y un 6-0 a Islandia, goleada que les permitió situarse como líder de su grupo al empatar a puntos con los belgas.

«No hemos venido a participar, hemos venido a ganar. Estamos centrados en nuestro juego y en nuestra forma de jugar», aseguró el seleccionador Vladimir Petkovic demostrando la ambición con la que afrontan esta fase final.

Inglaterra-Holanda, la segunda eliminatoria

Mañana tendrá lugar la segunda semifinal, Inglaterra-Holanda. Un clásico del fútbol europeo. Los ingleses llegan como verdugos de España y Croacia mientras que los holandeses han dado la sorpresa por haber derrotado a los dos últimos campeones del mundo: Francia y Alemania.

Dele Alli, Eric Dier, Danny Rose y Harry Kane que forman parte de los seleccionados de Gareth Southgate esperan resarcirse después de haber perdido la final de la Champions ante el Liverpool (0-2).

«Es un torneo nuevo y supone una gran oportunidad para dar a Inglaterra su primer título desde 1966. Ha pasado mucho tiempo y queremos dar una alegría a la gente», explicó el delantero inglés Harry Kane.

La Holanda de Ronald Koeman puede ponerle las cosas muy difíciles a su rival ya que cuenta con las piezas claves del Ajax -de Light, Blind, De Jong y Van de Beek-, semifinalista de la Champions y que desplegó uno de los estilos de juego más vistosos del torneo.