Mural homenaje de Emiliano Sala - AFP

Accidente aéreoLas claves de la búsqueda del avión desaparecido de Emiliano Sala

Tras inspeccionar 3.100 kilómetros cuadrados, no se halla ni rastro del avión en el que viajaba el futbolista argentino

El audio de Emiliano Sala desde el avión: «Parece que está por caerse a pedazos»

«No hay esperanzas de encontrar con vida a Emiliano Sala»

Corresponsal en LondresActualizado:

La búsqueda del avión donde viajaban el futbolista argentino Emiliano Sala y el piloto David Ibbotson es ya una operación de recuperación y no de rescate. Tras un intenso rastreo que duró durante todo el día, el operativo barajacuatro opciones de lo que pudo pasar el pasado lunes por la tarde. La primera de las hipótesis sobre las que se trabaja es que el avión haya aterrizado en algún lugar y el piloto y Sala no se hayan podido poner en contacto desde el siniestro. También, que la avioneta hiciera un amerizaje en el agua y los dos fueran recogidos por un barco. Sin embargo, los dos escenarios con más posibilidades serían los más trágicos: que tras un posible amerizaje hubieran abordado el bote salvavidas que tenía la avioneta o que el aparato se hubiera destruido al estrellarse en el mar.

Según la Aviación de Búsqueda del Canal de la Mancha, las «esperanzas son mínimas» de encontrar con vida tanto al jugador como al piloto después de que la policía de la isla de Guernsey, la más cercana a donde se le perdió la pista por última vez, asegurase que había registrado casi 800 kilómetros cuadrados durante más de cinco horas sin rastro ninguno. Tres aviones y un helicóptero, aparte de varios barcos, tratan de encontrar los restos del aparato, mientras las autoridades revisan «las imágenes de satélite y los datos de los teléfonos móviles para ver si pueden ser de alguna ayuda en la búsqueda».

[Las tragedias aéreas que asolaron el mundo del fútbol]

Lo más escalofriante de este suceso lo desvelaron ayer los medios argentinos. Se publicó una supuesta grabación del jugador que envió a sus amigos instantes antes de que se le perdiera la pista. «Parece que se cae a pedazos», asegura Sala antes de añadir el temor que tenía a que todo saliese mal. «Tengo miedo», finaliza.

El PA-46 Malibu, un avión monomotor de turbina, salió de Nantes a las 19.15 horas del lunes con destino a Cardiff, y estuvo volando a 1.500 metros de altura cuando se puso en contacto con la torre de control de tráfico aéreo de Jersey para solicitar el descenso. Se perdió su señal a 700 metros y desapareció del radar cerca del faro de Casquets, famoso entre los marineros por ser el sitio de muchos naufragios, a 13 km al noroeste de Alderney.

Una zona que ha peinado el capitán del puerto de Guernsey, David Barker, que dirige la búsqueda en las Islas del Canal. Confirmó que habían recorrido más de 3.100 kilómetros cuadrados y que no había ni un solo rastro de restos del avión ni nada fuera de lo normal. Aseguró, también, que nadie quiere rendirse: «Estamos decididos a encontrar a los dos hombres con vida», afirmaba.

La búsqueda será más complicada al carecer este avión de cajas negras, según la Autoridad de Aviación Civil británica. Es «poco probable» que la llevase, aseguran desde el organismo, ya que no son obligatorias para los aviones pequeños y ligeros, como el que viajaba Sala, un Piper Malibú, debido al peso de estas cajas.

Transmisor obligatorio

Sin embargo, sí que aseguran que es necesario, por regulación, que el aparato llevase un transmisor de emergencia que facilitaría las operaciones de búsqueda y rescate.

Mientras, la ciudad galesa se encuentra conmocionada por este suceso. Mehmet Dalman, el presidente del Cardiff City, club por el que había fichado el argentino, aseguraba ayer que tanto jugadores como aficionados se encontraban en «estado de shock» y que el club había recibido mensajes de apoyo procedentes de todo el mundo. La «familia del fútbol tiene que unirse en momentos de tragedia», señalaba. Dalman, además, confirmó que el club no había reservado el avión y que fue el propio Sala quien «había hecho las gestiones» del viaje.