Una finca en la zona del Guadiato
Una finca en la zona del Guadiato - Félix Sánchez
Ruta cinegética

Sierra Morena cordobesa, del Guadiato al Bembézar

Con un marcado sabor montero, en esta zona típica de la cinegética cordobesa se alternan grandes fincas abiertas con otras más pequeñas y cerradas

Actualizado:

Esta ruta es la continuación hacia el oeste de la de Hornachuelos a Cardeña-Montoro que describimos el pasado mes de mayo y ambas comparten muchas similitudes tanto geográficas como ambientales. Es una zona en expansión en las últimas décadas si nos referimos a las fincas monteras, que principalmente se concentran en su parte sur –menos poblada–, en la que se alternan los grandes acotados abiertos del entorno de La Cardechosa –algunos bien gestionados por la Junta– con otras fincas hacia Villaviciosa más pequeñas que han ido cercándose.

Hemos incluido unas 100.000 hectáreas situadas principalmente entre dos de los ríos más emblemáticos del rito montero, como son el Guadiato y el Bembézar, en las que destacan los brezales y el monte bajo mediterráneo, así como las dehesas clareadas de encina y masas arboladas de quercíneas y coníferas de repoblación. Respecto al uso del suelo, predominan las áreas forestales y naturales con casi el 59 por ciento de la superficie; el 38 por ciento agrícola, es en su mayor parte de regadío, sobre todo de olivares.

Una de las principales actividades económicas presente es la cinegética enfocada principalmente al ciervo y el jabalí en montería. La gestión de las fincas, en general, se ha enfocado a conseguir gran número de reses, lo que implica sacrificar en cierta medida la calidad media de los trofeos. Es importante mencionar la antigua línea ferroviaria Córdoba-Almorchón, «la vía de la sierra» que atraviesa la zona, antaño nexo entre muchas poblaciones, hoy en gran parte abandonada. También en tren viajó a menudo don Antonio Covarsí a montear en estas sierras, y fue precisamente en La Aguja donde cambió la escopeta por el express.

Como curiosidad, mencionar que al suroeste se encuentra el único almacén de residuos radiactivos de baja y media actividad de España, que ha inspirado ocurrentes historias sobre reses amorfas, incluso fluorescentes.

Antigua presencia de osos

Según afirma José Antonio Valverde en sus Anotaciones al Libro de la Montería del Rey Alfonso XI, los cazaderos de la cuenca del Bembézar se encuentran en la región más bravía, más rica en aguas y más quebrada de Sierra Morena, antaño de las más adecuadas para el oso, así como la zona del Guadiato en invierno. Aunque de menos importancia en la zona, también se practica la caza menuda de perdiz roja, conejo, liebre, paloma torcaz y zorzal, principalmente. En La Cardenchosa existe un interesante museo cinegético digno de ser visitado.