Fede Vidal es el nuevo seleccionador nacional y José Venancio López asume la dirección deportiva.
Fede Vidal es el nuevo seleccionador nacional y José Venancio López asume la dirección deportiva. - EFE / J. GUILLÉN
FÚTBOL SALA

Fede Vidal: «Poder entrenar a la selección es el principio de un sueño»

El entrenador jerezano toma las riendas del banquillo de España y José Venancio López, su predecesor, asume la dirección deportiva

CÁDIZActualizado:

El fútbol sala nacional ya cuenta con seleccionador y el elegido es un hombre de la casa. Natural de Jerez de la Frontera, Fede Vidal toma a sus 44 años el mando de un combinado que durante los últimos años ha estado dirigido desde el banquillo por José Venancio López, que ahora coge las riendas de la dirección deportiva de la selección española.

Indudablemente, relevar al vizcaíno, todo un emblema en el banquillo de España, no será sencillo. El reto es enorme y considerable, pero Fede Vidal lo asume con ilusión después de ocho años de intenso y exitoso trabajo en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Fue en el año 2010 cuando comenzó a trabajar en la selección española de fútbol sala, siendo el máximo responsable de las categorías Sub 18, Sub 19 y Sub 21, y ejerciendo como asistente de José Venancio López en el combinado absoluto con el que conquistó los Campeonatos de Europa de Croacia 2012 y Serbia 2016, junto al subcampeonato del mundo de Tailandia 2012. Un palmarés envidiable.

Antes se había formado en las pistas como jugador en Jerez (aquel equipo en el que también jugaron Oliva, Óscar, Isco, Edu, Edesio, Pablo o Carlos Pareja), Ourense, Pontevedra, Valencia o Santiago. Y de ahí su etapa en los banquillos de Bujalance, Benicarló (como asistente) o el italiano Luparense.

Su momento ha llegado y su momento también es el de la selección española.

–¿Cuáles son sus primeras impresiones como seleccionador nacional?

–He recibido esta noticia con unas ganas enormes y con mucha ilusión. Ahora bien, al mismo tiempo es una gran responsabilidad porque España es de las mejores selecciones del mundo en este deporte. Por lo tanto, sólo queda trabajar con tranquilidad para obtener los resultados porque tenemos calidad y cantidad para afrontar los exigentes retos.

–¿Ha recibido muchas felicitaciones tras conocerse el anuncio? Imagino que alguna que otra desde su tierra...

–Son muchas las felicitaciones que he recibido desde ese tiempo y, como es habitual, la gente de la tierra se vuelca con estos nombramientos. En Jerez, en particular, y en la provincia de Cádiz, en general, tengo amigos y familia, y ellos se han alegrado por mí.

–¿Siente añoranza de su tierra después de tantos años alejado de ella?

–Son ya muchos años lejos de allí y viajando por toda España y por el extranjero. He vivido en Jerez y en El Puerto, pero luego me fui a Sevilla, y de ahí a diferentes puntos de España y del mundo. He de reconocer que siempre me he estado moviendo, pero allí voy siempre que puedo porque tengo allí mucha familia y amigos, y los recuerdos son muy buenos.

–Sin lugar a dudas, se ha cumplido un sueño. ¿Y ahora qué?

–Esto no es el fin o la culminación de un sueño. Es ahora cuando empieza de verdad ese sueño, el principio de algo. Por lo tanto, ahora es el momento de afrontar este gran reto y prefiero pensar en el futuro para sacar lo máximo del presente. Siempre digo que vivir y trabajar el presente es la mayor garantía de éxito de cara al futuro.

–¿Cuál es el objetivo principal en estos momentos para la selección española de fútbol sala?

–En primer lugar tenemos que mantener el grupo de trabajo, pues es algo clave para ir cumpliendo objetivos. Y eso lo logramos con José Venancio López en la dirección deportiva. La estabilidad es muy importante. A partir de ahí, la clasificación para el próximo Mundial es el primer reto. Tenemos lo que queda de 2018 y 2019 para prepararlo, disputando 14 amistosos que nos servirán de mucho.

–Aún es pronto pero... ¿cuál sería el objetivo a cumplir en ese Mundial?

Primero vamos a luchar por clasificarnos y luego ya se verá. Tenemos que trabajar a conciencia y todo llegará en su momento. No hay que perder el norte.

–¿Qué significa José Venancio López para usted?

–José Venancio López es para mí un gran amigo, un padre a nivel deportivo que me ha ayudado y enseñado mucho. Le estaré eternamente agradecido y no sólo por asumir este cargo, más bien por todas las horas que ha pasado enseñándome y en las que he aprendido a ejercer esta función. Me ha dado mucho tiempo de confianza y eso es impagable.

–Cambiando de tercio. Está muy presente el fútbol sala de la provincia de Cádiz en la elite nacional en los últimos años con jugadores como Aicardo, Joselito, Carlitos, Juanjo Catela, Eloy Rojas... Muchos de ellos son parte de la selección.

–En efecto. En la provincia de Cádiz siempre hubo muy buen nivel y allí existe pasión por este deporte.

–¿Entonces por qué no triunfa el fútbol sala gaditano a nivel de clubes si existe tanta calidad en esta zona?

–Es un tema complicado. La calidad de los jugadores existe, aunque a nivel de clubes faltan inversiones necesarias para que esos clubes estén en la elite. Algunas veces existieron proyectos interesantes en la zona y ojalá vuelvan a repetirse, pero para ello es necesario que la inversión en ellos sea mayor.

–Pida un deseo.

Trabajar bien, formar un buen grupo y a partir de ahí todo irá rodado y será mucho más sencillo. La suerte viene como consecuencia de un buen trabajo y no hay que obsesionarse con ojetivos a largo plazo ni de resultados. Además es importante continuar con todo lo que hacemos en la Federación, ahora con José Venancio López como director deportivo. Asimismo tengo que reconocer la suerte de ser el seleccionador nacional con mejores medios, con José Venancio López en la dirección deportiva y con la apuesta de la RFEF por la selección y por los propios clubes.