Deportes

Grandes estrellas que volvieron de su retiro para triunfar

Tiger Woods es el último ejemplo de deportista que vuelve a tocar la gloria tras bajar a los infiernos o anunciar su retirada

Actualizado:

Lejos de rendirse, Tiger perseveró. Aunque muchos pensaron que estaba acabado, Tiger confió. Tras cuatro cirugías en su espalda que llegaron incluso a impedirle caminar, Tiger lo logró. Más de cinco años después de su última victoria, el golfista estadounidense volvió a triunfar. Lo hizo en el 'Tour Championship' en Atlanta ante cientos de personas que se agolparon para ver su hazaña. Lo consiguió, además, con una ventaja de cinco golpes sobre el gran favorito, Justin Rose. «Estoy muy emocionado. Es increíble pensar que he ganado», dijo tras su victoria.

A sus 42 años, el estadounidense logró el pasado domingo el título número 80 de su carrera. Sin embargo, desde el 'Bridgestone Invitational' de 2013 su trayectoria había caído en picado. A sus problemas de espalda se sumaron un controvertido divorcio y problemas con medicamentos que incluso acabaron con Tiger siendo detenido por la policía. Aquel episodio, sucedido en 2017, mostró al golfista en su peor momento. La pesadilla, que ya se había encaminado a terminar con sus últimas actuaciones, finalizó definitivamente hace unos días.

Tras anunciar una primera retirada en 2009 por problemas personales, el estadounidense volvió a los campos para ganar. Más tarde, después de varios escándalos en su vida personal y numerosas lesiones, volvió a retirarse en 2015 de «manera indefinida» hasta que lograra recuperar su nivel. Y lo ha conseguido. El de Tiger es el último ejemplo de un deportista de élite que regresa de los infiernos para volver a tocar la gloria.

1234567
  1. Michael Jordan

    Michael Jordan debutó en la NBA en la temporada 84-85. Lo hizo defendiendo la camiseta de los Chicago Bulls, con la que acabó convirtiéndose en una leyenda del baloncesto. Sin embargo, tras conseguir tres campeonatos de la NBA, en 1993 anunció su primera retirada. Lo hizo alegando que «ya no disfrutaba como antes jugando» y reconociendo que la reciente muerte de su padre le había afectado.

    En su retiro, que solo duró un año, jugó al béisbol sin mucho éxito. En la 93-94 se confirmó su vuelta a los Bulls, con los que lograría otros tres anillos. En 1999 volvió a anunciar su retirada, si bien se le pudo volver a ver de nuevo sobre las canchas en 2001. Esta vez jugaría con los Washington Wizards, con quienes logró un buen promedio de más de 20 puntos en las dos temporadas que estuvo allí. En 2003 se retiraría, esta vez sí, de manera definitiva.

  2. Michael Phelps

    La exitosa carrera de Michael Phelps está ligada a los Juegos Olímpicos. Debutó en esta competición en Atenas 2004, logrando seis medallas de oro y dos de bronce en las ocho pruebas en las que compitió. En Pekín 2008 logró su mayor hazaña, cuando consiguió un pleno de medallas de oro en natación: ocho de ocho.

    En Londres 2012 volvió a venir cargado de metales, con cuatro medallas de oro y dos de plata. Fue entonces cuando anunció su primera retirada: «He podido ir a maravillosas ciudades en mis viajes y no he podido verlas. Veo el hotel y el jardín, eso es todo. Después de estos Juegos, voy a ir y hacer lo que quiera hacer», dijo.

    Sin embargo, el estadounidense acabó dando marcha atrás y participó en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Con 31 años, Michael Phelps logró otras cinco medallas de oro. Después de 22 metales olímpicos en su carrera, decidió poner punto y final a su exitosa trayectoria. «He sido capaz de acabar como quería, he conseguido volver y he sido capaz de lograr todo lo que había soñado. No voy a volver», afirmó.

  3. Niki Lauda

    Niki Lauda es uno de los mejores pilotos de la historia de la Fórmula 1. El austriaco logró tres títulos mundiales, uno de ellos tras volver de un retiro anunciado en 1979. Tres años después de aquella decisión, Lauda retornó al asfalto; y lo hizo de la mejor manera. A los mandos de su Marlboro McLaren International, en 1984, logró su tercer campeonato de Fórmula 1. Previamente, en el Gran Premio de Alemania de 1976, Lauda sufrió un grave accidente que a punto estuvo de costarle la vida. Un sacerdote llegó a darle la extremaunción, si bien algo más de un mes después regresó a las carreras.

  4. Lance Armstrong

    El caso de Lance Armstrong es especial. El ciclista estadounidense ganó siete Tours de Francia seguidos entre 1999 y 2005. Años antes, tras iniciar una prometedora carrera en la bicicleta, fue diagnosticado de un cáncer de testículos en 1996. Tenía 25 años y su enfermedad presentaba, además, metástasis pulmonares y cerebrales. Fue operado y según su doctor su posibilidad de sobrevivir era menor del 40 %. Pero lo consiguió y volvió a las pistas dos años después, en 1998.

    Un año después comenzó su dominio tiránico en la vuelta gala. Su recuperación, unida a los éxitos deportivos, le convirtieron en todo un ejemplo. En 2005 anunció su primera retirada, pero en 2009 volvió a subirse a la bicicleta, logrando notables reconocimientos y convirtiéndose en más ejemplo si cabe de la lucha contar el cáncer.

    Sin embargo, la carrera Armstrong, quien había firmado una de las reapariciones más increíbles de la historia, dio un giro de 180º en 2012, un año después de su retirada definitiva. Fue ese año cuando fue acusado de dopaje y desposeído de todos sus títulos. Posteriormente, el ciclista admitió en una entrevista haber tomado sustancias ilegales para mejorar su rendimiento.

  5. Michael Schumacher

    Después de ganar siete campeonatos de Fórmula 1 y convertirse en el mejor piloto de la historia de la competición, Michael Schumacher anunció su retirada en 2006, tras quedar segundo en el Mundial con Ferrari. Sin embargo, en 2010, a sus 41 años, decidió volver a disfrutar del asfalto. Lo hizo a los mandos de un Mercedes, y aunque no consiguió repetir los éxitos del pasado, sí sacó un gran rendimiento al coche. En 2013, con el anuncio de la contratación de Lewis Hamiltos por la escudería inglesa, Schumacher confirmó su retirada definitiva.

  6. George Foreman

    El boxeador George Foreman logró proclamarse dos veces campeón del mundo de los pesos pesados. En 1973 lo consiguió por primera vez. En 1977, con solo 28 años, decidió colgar los guantes. Sin embargo, en 1987 después volvió al ring y se alzó de nuevo con el campeonato mundial de los pesos pesados. Lo hizo en 1994. Uno de los episodios más antológicos de su carrera fue el enfrentamiento con Muhammad Ali el 30 de octubre de 1974, duelo en el que acabó siendo derrotado.

  7. Monica Seles

    Monica Seles fue una tenista serbia estadounidese que conquistó, a lo largo de su carrera, nueve torneos Grand Slam y que llegó a liderar el ránking mundial femenino. Ocho de esos títulos los consiguió antes de los 20 años, convirtiéndose así en una de las deportistas con más futuro del mundo. Sin embargo, en 1993 su vida dio un vuelco cuando un individuo saltó a la pista durante un partido y la apuñaló por la espalda. Este suceso la mantuvo alejada más de dos años, volviendo otra vez a competir en 1995. Un año más tarde, en 1996, se alzó con el que sería su último Grand Slam, el Open de Australia. Después de uno de los momentos más duros de la historia de este deporte, y pese a que aquella agresión a punto estuvo de acabar con su carrera, Seles demostró su gran talento con la raqueta a su vuelta a las pistas.