El sevillano Juan Ortega hará su cuarto paseíllo en Madrid
El sevillano Juan Ortega hará su cuarto paseíllo en Madrid - EFE/DANIEL PÉREZ
TOROS

Las ferias esperan el relevo

Los triunfadores de 2019, anunciados en la Feria de Otoño de Madrid, buscan hueco en Sevilla y Zaragoza

SevillaActualizado:

La temporada taurina empieza a llegar a su fin. Queda poco más de un mes para que el año eche el cierre y empecemos a hacer balances de lo acontecido en los ruedos. En 2019 no hemos dejado de hablar de renovación, del lógico relevo generacional y de los cambios en el escalafón.

La irrupción de nuevos valores, el resurgir de toreros no tan nuevos pero olvidados y los triunfadores de las grandes ferias han empezado a cambiar los intereses de los aficionados. Pero la revolución no se ha producido porque falta llegar al gran público y, sobre todo, que se muevan los despachos. No hay nada más que mirar los carteles de las ferias de tres plazas de primera como Sevilla, Madrid y Zaragoza para ver que queda mucho camino por recorrer.

La Feria de San Miguel de Sevilla, presentada con el abono a principios de año, solo tenía el cartel abierto de la novillada del 27 de septiembre que la empresa ha resuelto con Rafael González, Calerito y Antonio Grande, tres novilleros que han destacado en ciclo con caballos maestrante. La sustitución de Roca Rey por Enrique Ponce, sin embargo, no ha tenido consenso entre los aficionados. Descartado el favorito, Pablo Aguado, muchos esperaban a dos sevillanos como Daniel Luque, que lleva una temporada magnífica, o a Juan Ortega, todavía inédito en su plaza. «El motivo» de la empresa es mantener el nivel del cartel con una primera figura –con la que no se contó en la Feria de Abril– pero el atractivo de la terna hubiera sido otra con estos nombres, o con el de Paco Ureña o incluso David de Miranda.

Casi todos ellos estarán en una más que interesante Feria de Otoño de Madrid que cuenta con una nutrida presencia sevillana en sus carteles. Ahí están Daniel Luque, Juan Ortega, en su cuarta tarde venteña del año, y Manuel Escribano, cogido de gravedad en San Isidro. También Paco Ureña, mano a mano con Miguel Ángel Perera, y sobre todo la esperada encerrona de Antonio Ferrera.

También estará Manuel Jesús «El Cid» que podrá despedirse de Sevilla, Madrid y Zaragoza, un ciclo que cuenta con todos los ingredientes que avalan nuestras tesis. En la Feria de El Pilar se anuncian las figuras, y de ahí su atractivo, pero faltan los nombres de los triunfadores de 2019. Esta misma semana, nuestra compañera Rosario Pérez destacaba que nueve de los catorce toreros ya estaban en las combinaciones del coso de la Misericordia en 2009. Está claro que un ciclo con Ponce, El Juli, Manzanares y Cayetano es de primer nivel pero se antoja excesivo un doblete de los cuatro. Se sigue echando de menos a los toreros nuevos y a los triunfadores de la temporada, que para eso lo son.

Falta de originalidad e innovación

Sergio Maya, a quien podemos leer en ‘La Tierra del toro’, cree aún falta para que «el relevo generacional llegue del todo, las figuras siguen aferrándose a sus puestos y no se abren del todo, solo le han dejado hueco a Pablo Aguado y Roca Rey porque no les ha quedado más remedio». En su opinión, no es el caso de toreros como Paco Ureña o Emilio de Justo «a los que les cuesta más entrar en plazas del sur y el caso de David de Miranda que ha estado en muchas ferias pero ha faltado en Bilbao o Pamplona».

Sobre la Feria de San Miguel señala que «es difícil contar con los triunfadores pues se hizo en marzo y solo el azar ha hecho que El Juli lo sea o que Manzanares esté en un buen momento y y ya que Aguado no ha querido sustituir a Roca Rey se ha podido contar con Ureña o De Miranda». Para Maya, «aunque Ponce lo merece es poco comprensible que se haya contado con él» al tiempo que destaca que también habrían encajado Daniel Luque, con una buena temporada en Francia o Juan Ortega, que tiene que aparecer en los carteles del año que viene».

Con respecto a Madrid, Sergio valora «una feria interesante para el aficionado con los triunfadores de San Isidro a excepción de De Miranda y Roca Rey, por razones obvias». Subraya «el mano a mano de Perera y Ureña, la apuesta de Ferrera y la despedida de El Cid, que empezó la temporada un poco dubitativo pero ha cogido impulso después de Huelva y Santander». También quiere destacar a Emilio de Justo y Juan Ortega además de «la sensibilidad de la empresa por repetir a Juan Lean y Manuel Escribano, que cobraron muy fuerte, y la participación de Curro Díaz, un torero con un gusto exquisito al que las empresas no le han dado lo que merece estos últimos años ni esta temporada».

Muy diferente a lo que será la Feria del Pilar de Zaragoza. «Ahí vemos que no se ha innovado en los carteles y falta originalidad. Sabemos que es una feria complicada, a final de temporada a la que muchos toreros no quieren ir pero no se ha contado con novedades. La empresa ha ido a asegurar buenas entradas contratando a las figuras».