El lago Powell en el parque Glen Canyon - Wikipedia

El desconcertante hallazgo de antiguas monedas españolas en el desierto de Utah

Una de las piezas habría sido acuñada en torno al 1200, dos siglos antes de la llegada de Colón a América

MadridActualizado:

Un excursionista ha encontrado supuestamente en un parque nacional del sur de Utah, en Estados Unidos, dos monedas españolas que podrían remontarse a antes de la llegada de los conquistadores españoles al lugar, e incluso antes del descubrimiento de América por Cristóbal Colón. Aún no ha sido confirmado el origen ni la antigüedad de las monedas, pero se cree que la mayor coincidiría con las que fueron acuñadas en 1660 en Madrid y la menor, con monedas de la década de 1290.

«Esto es muy emocionante», dijo el arqueólogo Brian Harmon, del servicio de parques, al diario Deseret News. «Nunca he visto nada como esto en mi carrera».

El Servicio de Parques Nacionales lleva tratando de responder a la pregunta de qué hacían en el parque Glen Canyon de Utah estas monedas, en el caso de ser auténticas, desde que el excursionista de Colorado notificó su descubrimiento en el lago Powell el pasado septiembre. Los funcionarios del parque mantienen en secreto la ubicación exacta del hallazgo ante la posibilidad de que en el lugar puedan encontrarse más piezas y también han tenido ocultas las dos monedas, hasta que la prensa local tuvo conocimiento de ellas.

Actualmente se encuentran en los archivos del parque Glen Canyon, en Page (Arizona). La técnica del museo Lisa Riedel cree que una es probablemente de plata y la otra de cobre, según señaló a Deseret News.

El hombre de Colorado, que entregó las monedas al servicio de parques, investigó por su cuenta en internet y descubrió el origen español de estas antiguas monedas. Desde entonces, el servicio de parques está contactando con expertos en monedas antiguas para poder corroborar si son auténticas y si las conclusiones del descubridor son correctas.

Primera expedición de 1776

En el caso de que se confirmaran ambos extremos, la perplejidad será mayúscula. La primera expedición española documentada en esta zona de Utah fue la que dirigieron los sacerdotes Atanasio Domínguez y Silvestre Vélez de Escalante en 1776, pero se sabe que éstos nunca se acercaron al lugar donde se encontraron las monedas, cerca del conocido como «Halls Crossing Marina» en el Lago Powell.

Se trata de una zona popular entre los turistas, que en el pasado ha estado sumergida, sobre todo en las décadas posteriores a la construcción de la presa de Glen Canyon, en los años 60 del siglo XX.

Para Harmon, es posible que hubiera cierta presencia española en esa área que no esté documentada, o que las monedas fueran intercambiadas con nativos americanos por los primeros exploradores españoles.

Rory Naismith, profesor de historia medieval británica en el King's College de Londres, cree sin embargo que pueden haber sido arrojadas por un coleccionista moderno, ya que las monedas no habrían estado en circulación al mismo tiempo en España y sería muy extraño encontrar monedas de periodos tan separados en un depósito genuino. «Las monedas antiguas también eran un recuerdo favorito para los soldados que regresaban de Oriente Medio y en las dos Guerras Mundiales», señaló al « Daily Mail».

O también es posible que todo sea un engaño o simplemente basura moderna de algún tipo de baratija hecha a semejanza de antiguas monedas españolas.