El primero de los toros que recorrieron ayer calles ubriqueñas. :: LOURDES HIDALGO
Sierra

Apoyo multitudinario al 'Toro del Gayumbo' de Ubrique y lleno absoluto en las calles

La localidad acoge con gran expectación la nueva celebración taurina y respalda su puesta en marcha pese a las críticas

UBRIQUE.Actualizado:

Un nuevo encierro en la comarca que no ha estado exento de polémica desde que se anunció. El 'Toro del Gayumbo' se convirtió ayer en una realidad tras más de un año de trabajo de la asociación vecinal que se ha constituido para dar forma a este festejo. Días antes se han producido recogida de firmas en contra del evento e incluso, en las horas previas a la suelta, una concentración contra la misma que apenas contó con apoyos.

La fiesta, sin embargo, congregó a miles de aficionados que desde dos horas antes de las sueltas ya llenaban el vallado y cualquier lugar en el entorno de las calles Jesús, Toledo, Magdalena, Obispo Panal y San Ignacio para disfrutar con el paso de los astados. El primero de los encierros se produjo a las 12.30 horas y estuvo protagonizado por Empastadura, que supuso para los más de 700 socios de la Peña 'Toro del Gayumbo' la consecución «de un sueño», tal y como muchos dejaron ver por las redes sociales, en las que han estado muy activos tanto en los días previos de la fiesta como en la propia celebración.

El entorno del recorrido se encontraba a rebosar de gente, cosa que se notó sobre todo en los bares del entorno. Tras el descanso de la comida y la sobremesa, a las 18.30 horas se inició el recorrido del segundo de los toros, Cacharrero, que al igual que su compañero de ganadería, de Carlos Núñez, protagonizó bellas carreras junto a los jóvenes de la localidad y el entorno que participaron activamente de la fiesta.

Ambos encierros transcurrieron sin incidentes reseñables, produciéndose sólo algunos revolcones propios de este tipo de fiestas y de una aglomeración de personas como la que vivió ayer la ciudad de la piel.