Calero y Chacón comprobaron el estado en el que ha quedado la estructura de la cubierta. :: A. ROMERO
Sierra

Culmina la obra de la cúpula de la plaza de toros de El Bosque

La alcaldesa muestra su malestar por la premura con que se ha organizado «un acto político incluso sin cerrar todos los flecos de la actuación»

Actualizado:

Pendiente solo de los últimos retoques y de la recepción por parte del Ayuntamiento. El Ministerio de Fomento ha terminado la obra de la cúpula que cubre ya la histórica plaza de toros de El Bosque, que se inauguró en 1967. El coso podrá albergar, de este modo, todo tipo de actos y actividades culturales, además de las propias corridas de toros, e incluso se pretende que sea una especie de Palacio de Congresos.

Con una inversión de 1.446.444 euros, que fue comprometida por el antiguo Ministerio de Vivienda, se ha colocado una estructura de madera laminada y una lámina metálica que sirve para aislar tanto de las altas como de las bajas temperaturas del exterior. La actuación ha contemplado la instalación de aire acondicionado y calefacción y se ha dejado una parte de la base que sostiene la cúpula con cristales que permiten disfrutar de la vista de la silueta serrana que hay en el entorno.

Dada la complejidad de la actuación, para la instalación de la estructura de madera la empresa contratista, Tauicesa, ha necesitado un mes y dos para la colocación de los paneles metálicos que cubren la madera. La actuación de mayor complejidad de la obra fue la de estabilizar un anillo metálico en el que confluyen todas las vigas curvadas de madera porque «tuvimos que estabilizarlo con andamios porque cualquier mínimo movimiento hubiera dificultado muchísimo la actuación», destacó José Romero, portavoz de la empresa.

La actuación ha contemplado la creación de una zona de ventilación bajo la cúpula, atendiendo a criterios de eficiencia energética, y además se ha creado un nuevo acceso para minusválidos.

Ya en su momento la actuación levantó cierta polémica porque fuera el Ministerio de Vivienda el que invirtiera en ella. El senador popular por la provincia de Cádiz, Fernando García, lamentó que las inversiones de dicho ministerio en la provincia no fuera para la creación de viviendas en lugar de para poner en marcha proyectos faraónicos. Ayer, en una visita de inspección técnica a la obra por parte del subdelegado provincial de Gobierno, Francisco Calero, y la diputada nacional de la provincial por el PSOE, la bosqueña Ana Chacón, esta polémica no estuvo presente pero si que se dio una situación incómoda entre los representantes del Gobierno central y el Ayuntamiento.

No sin polémica

La alcaldesa, Inmaculada Gil (PP), mostró su malestar a Calero a su llegada por «la forma en la que se han hecho las cosas». La regidora lamentó que en principio se pretendiera firmar la recepción de la obra y «como esto no puede hacerse porque no se ha terminado todo, han decidido inventarse otro acto para hacer campaña política y además no nos han invitado correctamente y ni siquiera sabía cuál era el motivo del acto que ayer se celebró».

En el fondo de la cuestión, el Ayuntamiento muestra su malestar porque se haya buscado una foto en lugar de por buscar soluciones a cuestiones concretas que aseguran que están planteando al Ministerio. Gil destacó que las obras no están para ser recepcionadas y además no se han planteado cuestiones como «la financiación de los costes de mantenimiento de una instalación cubierta que necesita, por ejemplo, de electricidad para funcionar y además tampoco se ha abordado la forma en la que se financiarán el resto de actuaciones necesarias para su acondicionamiento total como espacio multiusos», destacaron desde el Consistorio.