Última protesta de la plataforma en contra del proyecto hotelero, en la playa. :: FRANCIS JIMÉNEZ
Janda

La Comisión Europea estudiará el complejo de El Palmar

El comisario de Medio Ambiente pedirá información «a las autoridades españolas competentes» para responder a Los Verdes

CÁDIZ.Actualizado:

La Comisión Europea investigará si el proyecto hotelero Palmar Gran Resort en Vejer respeta la legislación medioambiental de la Unión Europea, particularmente las directivas que obligan a realizar una evaluación de impacto de este tipo de planes urbanísticos. Esta petición de información es la respuesta que dio el comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, en respuesta a una pregunta parlamentaria planteada por el eurodiputado de Iniciativa per Catalunya-Verds, Raúl Romeva, quien se hizo eco de las reclamaciones de la Plataforma de El Palmar, en la que están luchando de forma activa Ecologistas en Acción de Cádiza. El comisario europeo de Medio Ambiente se comprometio a «investigar las cuestiones planteadas, para lo que la Comisión solicitará información a las autoridades españolas sobre cómo han aplicado las disposiciones de las directivas» de evaluación de impacto medioambiental.

Sin embargo, Potocnik dejó claro que este proyecto no está cubierto por la directiva de hábitats ni por la de aves porque su emplazamiento «no está incluido en la red Natura 2000 ni está próximo a ella». «No existen razones para que la Comisión considere que se ha producido una infracción de las directivas de la UE sobre protección de la naturaleza», concluyó el comisario.

Por su parte, la directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas se aplica a las aglomeraciones con más de 2.000 habitantes. «Actualmente, El Palmar (Vejer) es, al parecer, una pequeña localidad de unos 600 habitantes, lo que significa que no es objeto de seguimiento en el contexto de la evaluación de la conformidad con la directiva», afirmó Potocnik.

«No obstante, si la zona se expandiera y la aglomeración llegara a tener más de 2.000 habitantes (incluso durante la temporada turística únicamente), el municipio tendría la obligación de garantizar la recogida y el tratamiento de las aguas residuales urbanas. Además de ello, el Estado miembro estaría obligado a presentar la información pertinente respecto de esa aglomeración», avisó el responsable europeo de Medio Ambiente.

En su pregunta, Romeva denunciaba que la zona donde se instalará este complejo turístico de lujo no dispone de estación depuradora de aguas residuales, ni alcantarillado, ni abastecimiento de agua y «tampoco cuenta con sistema de recogida y tratamiento de residuos».