Pepe retrata nuestra ciudad a base de trazos. :: JAVIER FERNÁNDEZ
Jerez

«Me siento más acosado que si fuera un delincuente»

Mientras pinta, Pepe trata de conmutar por servicios sociales una pena por evasión fiscal

Actualizado:

Cree que la Justicia le acusa por entender la vida de una manera distinta a los demás, como Lola Flores. «No tengo ni un duro en el banco», asegura. Pero hay otro problema «más grave». Más que los 225 días de estancia en prisión que se le exigen por evasión fiscal: «El sistema social te impide ser pobre».

Desde que empezó a pintar retratos hacia 1973 en Sitges, Pepe se ha recorrido más de diez países de media Europa, del norte de África e incluso Canadá. Mientras tanto, José Antonio Roldán Sumariva -su 'nombre del sistema', como a él le gusta decir- ha expuesto en más de una docena de galerías de arte de toda Andalucía y ha ganado sobre una veintena de certámenes de expresión artística. Pero tiene una condena «por dinero negro».

«No tengo dinero en el banco ni cobro paro: ya eres sospechoso. Te quieren controlar hasta en la pobreza». Su concepción de la vida dista mucho de ser la del común de los mortales: «Los adultos están ciegos, sólo los niños saben ver. Luego los mayores intentarán dejarlos ciegos, para que sólo puedan escuchar». Por ello, el expresionismo de sus pinturas devuelve a la vista el esfuerzo «que no se necesita para ver una fotografía». La calle Larga, la rotonda de los Casinos o la Alameda del Banco son objeto de sus trazos. «Pero no te permiten vivir de tu imaginación. Me siento más acosado y más perseguido que un delincuente».

El precio de sus obras es «relativo». «En la calle tiene un precio, en las exposiciones tiene otro...». La tasación más precisa de una obra suya es un «dame lo que quieras».