La diputada del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Maribel Mora, en el Parlamento
La diputada del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Maribel Mora, en el Parlamento - EP
Laboral

El sexo masculino o femenino contará en los procesos selectivos y oposiciones de la Junta de Andalucía

Adelante Andalucía critica la inconcreción del Gobierno para luchar contra la brecha salarial y fomentar la estabilización de las mujeres

SevillaActualizado:

El sexo (masculino o femenino) puede ser determinante en los procesos selectivos que lleve a cabo la Junta de Andalucía. El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo (PP), asegura en una respuesta dirigida a Adelante Andalucía que quiere fomentar, en el marco de la Ley para la Promoción de la Igualdad de Género, que «las convocatorias de los procesos selectivos puedan incluir medidas de acción positiva a favor de las personas aspirantes del sexo femenino y del sexo masculino» en aquellos cuerpos o categorías profesionales «en las que estas personas se encuentren especialmente subrepresentadas». Por ejemplo, se aplicará en la determinación de los criterios de desempate, para favorecer la presencia proporcionada de mujeres y hombres».

Es de las escasas medidas concretas que figuran en la respuesta dirigida a la diputada de esta formación, Maribel Mora, quien había preguntado al Gobierno andaluz cómo pensaba paliar la brecha salarial existente en la plantilla de la Junta. La parlamentaria recordó que ABC publicó el pasado 7 de marzo que el Informe de Evaluación de Género de 2017 había desvelado que los funcionarios hombres cobraban hasta un 12,1 por ciento más que las mujeres. A excepción de la medida mencionada, la respuesta del Ejecutivo peca de indefinición. Se limita a constatar que dos de cada tres empleados públicos son mujeres y expresa su la voluntad de apoyar la igualdad.

Sin embargo, «no concretan cómo ni con qué recursos» van a darle la vuelta a la situación creando un marco laboral más igualitario, lamenta esta diputada. «Eso en política no dejan de ser declaraciones de buenas intenciones», añade Maribel Mora.

En relación a la brecha salarial, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, asegura que las retribuciones de los funcionarios vienen determinadas por el puesto o cuerpo que ocupa, la antigüedad y su progresión alcanzada en la carrera administrativa. Bendodo, por su parte, asegura que las futuras Ofertas de Empleo Público permitirán la incorporación de personal en todos los niveles y «contribuirá a la reducción de la temporalidad que afecta mayoritariamente al empleo femenino».

Para Maribel Mora, «la brecha salarial en la Junta es una realidad de unas dimensiones tales que el Gobierno andaluz ni se atreve a poner sobre el papel, aunque reconoce que está derivada del desigual acceso a los puestos de mayor responsabilidad en los que apenas hay mujeres».

La diputada de la formación de izquierdas echa en falta «medidas ambiciosas que garanticen una conciliación real y la redistribución de las tareas de cuidados, para que no recaigan sólo en las mujeres y, sobre todo, para evitar una brecha que parece no entender si quiera quien debe solucionarla». Considera crucial sacar una oferta de empleo público que estabilice y promueva a las mujeres y, ante todo, que PP y Ciudadanos «tomen conciencia de un problema que ni siquiera llegan a enfocar».