Médicos concentrados en protesta por sus condiciones de trabajo
Médicos concentrados en protesta por sus condiciones de trabajo - R. M.

Los médicos de cabecera de Andalucía se plantan y piden 12,85 minutos por paciente

En total, los profesionales sanitarios reclaman no ver a más de 28 enfermos al día

SevillaActualizado:

Los médicos de familia del servicio público de salud han emprendido un plante en toda España que ha llegado a Andalucía, en especial a las provincias de Málaga y Huelva y con menor incidencia en Sevilla. Sus reclamaciones son bien sencillas. Seis horas para consulta de los pacientes, otra hora para asistencia a domicilio y pacientes paliativos y la que queda para múltiples tareas. Las seis horas se repartirían entre 28 pacientes a 12,85 minutos por consulta.

En este último punto incluyen desde la investigación, pasando por la biblioteca y la formación de personal como se hace en los hospitales, hasta los programas especiales, cirugía menor, pie diabético, atención a las personas que viven y se sienten solas, etc. También la terapia de grupo para pacientes con insuficiencia cardiaca, sedentarismo, insomnio, ansiedad, obesidad, tabaquismo… Las visitas de los representantes de las industrias farmacéuticas piden eliminarlas y no dedicarles nada de tiempo.

Según los galenos convocantes de estos plantes «la medicina familiar y comunitaria está sufriendo. Cada vez se nos exige más y cada vez se proporcionan menos recursos». El manifiesto que circula de ambulatorio en ambulatorio lo deja claro: «La presión asistencial sigue subiendo y las precarias condiciones de trabajo en la mayoría de casos son lamentables. La situación ya resulta insostenible. Estamos llegando al colapso».

Los médicos se quejan de que atienden a más de 50 pacientes en una mañana, sin contar los avisos a domicilio, urgentes y programados. Que las consultas duran entre cinco y siete minutos a los que hay que añadir otros cinco más por la precariedad del sistema informático y las tareas burocráticas. Además, denuncian guardias de 24 horas sin descansos, que muchas veces tienen que usar su vehículo propio para la asistencia a domicilio y que no hay sustituciones por bajas laborales o vacaciones.

En el manifiesto dejan bien claro que lo que se esconde detrás de las bondades y premios de la sanidad pública española es la profesionalidad personal, no a la excelencia del sistema sanitario. «El sistema aguanta porque los profesionales nos sacrificamos, aguantamos y soportamos. Pero esto agota. Este sistema es insostenible. Está en juego la seguridad del paciente y la del profesional. Y no podemos ni debemos seguir cargando con una situación tan lamentable», se quejan. Por último, recalcan que están dispuestos a endurecer sus paros en Andalucía. Cabe recordar que en en Cataluña ya hay convocados cinco días de huelga para este mes de noviembre.