Uno de los medios aéreos de los que dispone el Plan Infoca - Efe/José Manuel Vidal
Seguridad

Más presupuesto tras años de recorte para un Plan Infoca en máxima alerta en Andalucía

Desde este fin de semana está activado el sistema de prevención de incendios forestales con 42 medios aéreos y 4.460 bomberos forestales

SevillaActualizado:

El Plan Infoca —el dispositivo que la Junta de Andalucía establece para luchar contra los incendios y que se refuerza en los meses de verano— tiene este año buenas noticias después de muchos ejercicios de recortes. La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible anunció a finales del mes pasado que el Gobierno andaluz va a destinar 169,6 millones de euros a este dispositivo contra el fuego, es decir, 2,1 millones más de euros que el año anterior.

El Plan Infoca 2019, que abarca desde este fin de semana y llega hasta el próximo 15 de octubre, crece en presupuesto. Pero también en personal y en medios aéreos, lo que, según la consejera del ramo, Carmen Crespo, «demuestran que el Gobierno andaluz está apostando» por este dispositivo, un servicio «absolutamente necesario para el devenir de las zonas forestales de Andalucía».

Así, Andalucía contará este año con 4.462 bomberos forestales —36 más que en 2018— y 42 medios aéreos —tres más que en el año pasado—. Además, explican desde la Consejería de Agricultura, por primera vez el Plan Infoca tendrá adscritos «un total de 20 componentes de las unidades médicas, una unidad por provincia que garantizará la atención del personal que participa en la extinción de los incendios». Además, los profesionales del dispositivo contra incendios tendrán a su disposición un dron que les va a permitir analizar incendios por la noche.

Los números del Plan andaluz contra el fuego son superlativos. La comunidad tiene en tierra nueve unidades móviles de meteorología y transmisiones, 108 vehículos pesados contraincendios, 91 autobombas, 17 nodrizas y 1.260 vehículos de transporte personal.

En el aire el despliegue se compone de 42 medios aéreos que se dividen en 19 helicópteros de transporte y extinción para grupos especialistas, tres para brigadas especializadas, cuatro de gran capacidad, tres de extinción y dos de mando y control. Además, los efectivos del Plan Infoca cuentan con dos aviones anfibios de 5.500 litros, siete de carga en tierra y dos de coordinación aérea.

Con esas cifras, la idea general de quienes trabajan directamente para el Plan Infoca este año y de quienes contratan con este dispositivo son positivas. Así, desde la patronal de empresas forestales de Andalucía aseguran que notan «voluntad» en el nuevo equipo de la Consejería de Agricultura, de donde depende el Infoca. «El nuevo Ejecutivo tiene intención de que los fondos se ejecuten, eso es ya un avance», reconoce Teresa Magdaleno, la secretaria técnica de AAEF, la Asociación de Empresas Forestales y Paisajísticas de Andalucía.

La preocupación por los empresarios que prestan servicios a la administración tiene sentido cuando explican que desde la Unión Europea se comprometieron 200 millones de euros para el mantenimiento de los montes andaluces. De ese dinero, detallan, 90 millones deberían haberse licitado en los últimos tres años y «solo se ha liberado un tercio, unos 30 millones aproximadamente», se queja Magdaleno.

Falta de trabajo

Con ese dinero, añade, es imposible  mantener el monte como es debido. «Este año se ha hecho poco trabajo selvícola en Andalucía. Muy poco. Eso sigue en la línea de otros años, aunque es verdad que no se puede achacar al nuevo Gobierno porque ellos llegaron cuando ya estaba planteado», indica Magdaleno, que añade que esta labor de desbroce y limpieza del monte es capital para evitar fuegos. «Los incendios se apagan en invierno, con la prevención», sentencia. Su reivindicación pasa por que la nueva Junta se tome en serio su compromiso de acelerar plazos para que no se pierda inversión europea en mantenimiento de bosques.

«Entendemos que acaban de llegar pero nos jugamos más de 400 millones de ayudas y las que tienen que venir. Es mucho dinero», explica Magdaleno que subraya que el 70 por ciento del monte andaluz está en manos privadas y que el 52 por ciento de Andalucía es campo.

La idea de la importancia de los trabajos en el monte en invierno es una constante en todos los que se dedican a luchar contra el fuego. Javier Botín, representante de los trabajadores forestales y presidente de CGT coincide casi palabra por palabra:«Los fuegos se apagan en invierno», indica.

Un poco más críticos son los bomberos forestales en Huelva, unas de las provincias más castigadas por el fuego verano tras verano. Fuentes de este colectivo aseguran que las decisiones ahora en el Plan Infoca son «más lentas». «Todo está como ralentizado», indican.

También critican que el dispositivo contra el fuego solo se refuerce en verano porque «hay fuegos fuera de esa época y además en invierno hay que hacer mucho trabajo de prevención». De la misma opinión es Javier Téllez, representante de CGT en la agencia Amaya. «Con el cambio climático —razona— los fuegos ya no son solo en verano. Faltan manos fuera de esa época del año trabajando en el monte».

Téllez señala otra realidad que preocupa al personal del Infoca: la edad media de los bomberos, asegura, es de 50 años. Y a los 55 años, añade, pasan a lo que se conoce como segunda actividad, es decir, ya no están apagando fuegos. «Eso es una barbaridad», protesta. «Hay que convocar plazas ya». Otra reivindicación del colectivo es poder jubilarse antes debido a la penosidad y peligrosidad de su trabajo.

En el Sindicato Andaluz de Funcionarios también piden más medios y que «se actualicen las gratificaciones» a los trabajadores por las guardias que realizan. Además denuncian que «en esta campaña se va a reducir un 40 por ciento el número de técnicos de extinción en las provincias».

Además, desde este sindicato ponen de relieve que el director del Plan, Juan Sánchez, «tiene previsto nombrar como subdirector a un funcionario de Extremadura», en detrimento del personal de la casa. El candidato, además, «desconoce por completo la problemática de Andalucía». Sobre Sánchez tienen más quejas ya que, señalan, «mientras los agentes se juegan a diario su integridad física en coches que deberían estar en un museo y no como herramienta de trabajo, la consejería ha contratado un helicóptero por un millón de euros para pasear al director y subdirector del Infoca».