El líder de la formación naranja en Andalucía Juan Marín
El líder de la formación naranja en Andalucía Juan Marín - EFE
Gobierno Junta Andalucía

Juan Marín será el vicepresidente y tendrá la mitad del Ejecutivo

Celebra su éxito destacando que ha cumplido lo que prometió a los votantes

SEVILLAActualizado:

En la hemeroteca de los periódicos hay un sinfín de fotografías de Juanma Moreno y Juan Marín charlando animadamente por los pasillos del Parlamento durante toda la legislatura que acaba de terminar. El líder del PP ha repetido insistentemente que su única opción para llegar a la Presidencia de la Junta pasaba por un pacto con el que, hasta ahora, había sido el apoyo de Susana Díaz en el Parlamento.

Por eso lo buscaba, hablaban, comentaban votando algunas veces (pocas, todo hay que decirlo) de forma conjunta.

En plena campaña electoral, Juan Marín se descolgó diciendo que los votos de Ciudadanos no investirían a Susana Díaz bajo ningún concepto, una frase que muchos decían que era puro postureo pero que ha resultado ser cierta. El resultado electoral del 2 de diciembre dió la razón a Juanma Moreno que ayer lograba firmar los pactos para sentarse en San Telmo.

Juan Marín será el vicepresidente y los dos formarán parte de un Gobierno conjunto

Juan Marín será el vicepresidente y los dos formarán parte de un Gobierno conjunto en el que, si bien habrá reparto de consejerías prácticamente a la mitad, todas las decisiones serán coordinadas ya que habrá un ente que se encargará de diseñar todas las políticas que ya están pergeñadas.

En comparecencia ante los medios de comunicación tras suscribir un acuerdo político con el PP, Marín reivindicó su papel y manfiestó que este acuerdo supone que el candidato del PP andaluz contará con el apoyo de los 21 escaños de Cs para ser investido presidente: «Prometimos cambio, y traemos cambio», con un gobierno que cuenta con el respaldo de 47 escaños y que tiene como objetivo poner en marcha medidas que vienen a regenerar la vida pública, a reactivar el empleo, a mejorar los servicios públicos y a poner orden en la administración de la Junta, que «necesitaba de aire fresco» tras casi 40 años de gobiernos socialistas.

«Es un día histórico para Andalucía, donde va a haber cambio de Gobierno y lo que queda es que se convoque el pleno de investidura en el que Moreno contará con los 21 escaños de Ciudadanos». Juan Marín puso mucho interés en desmarcarse de Vox, un partido con el que no se ha sentado y con el que sólo ha hablado para garantizar la Presidencia del Parlamento a Marta Bosquet. «Será «exclusivamente de dos partidos constitucionalistas como son PP y Cs y no habrá populistas en el Ejecutivo».

Respeto a su presidente

Sorprendió la actitud de respeto de Marín hacia quien será su presidente. Así, no quiso desvelar detalles del reparto de consejerías ni los posibles nombres, porque lo primero es que haya un presidente de la Junta. Si Moreno es investido presidente, habría una nueva reunión entre ambos partidos para proceder a la distribución de las consejerías, un asunto que ya tienen más que detallado. Pero es una prerrogativa del presidente y será Moreno quien lo comunique oficialmente.

Su respeto institucional se tornó firmeza en cuanto a la posibilidad de modificar el acuerdo de 90 puntos que ha firmado con el PP. Marín considera que este acuerdo es vinculante e inamovible por terceros, salvo que, a lo largo de la legislatura, los firmantes del pacto e integrantes del Gobierno, decidan lo contrario. Asimismo, negó haber tenido ninguna influencia en el pacto que el PPha firmado con Vox, tan sólo reconoció que lo conocería tras ser firmado.