El autobús chocó varios vehículos estacionados en la calle - Archivo
ACCIDENTE

El conductor del autobús siniestrado en Málaga pasó el reconocimiento médico

El vehículo de línea embistió a todo lo que se encontró a su paso, tras sufrir el chófer un repentino a infarto

MálagaActualizado:

El caos se adueñó de la calle Héroe de Sostoa en Málaga en la barriada de San Andrés este viernes por la mañana. Eran las ocho de la mañana, el chófer de la línea 1 de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) sufrió un inesperado infarto en medio de la ruta. Se desvaneció al volante, quedó rígido, apretó el acelerador y el vehículo chocó con todo lo que se encontraba a su paso con violencia. Ante el pánico de los viajeros que iban en el interior, que sufrían cada impacto, y de los vecinos que presenciaban el aparatoso accidente, algunos viendo cómo sus automóviles quedaban destrozados.

Arrasó parte de la calle. Empotró los coches y los apiló como una fuerza sobrenatural, el envite hizo que otros volcaran, motos destrozadas, señales, árboles arrancados, contenedores desplazados y la calle llena de cristales de los impactos de los vehículos, pero ninguna víctima grave. Salvo el conductor que se encuentra en estado crítico.

La atención sanitaria más inmediata fue la que hubo que practicarle al chófer del vehículo que provocó el siniestro. Una vez que el autobús se encontró detenido. Fueron dos sanitarios que viajaban en el interior los que hicieron las primeras asistencias. Uno de ellos fue el que se encargó de la reanimación cardiopulmonar ante la pérdida de pulso. Le salvaron la vida.

Luego fue trasladado al hospital Regional «Carlos Haya» de Málaga. Allí se confirmó que el hombre había sufrido un infarto y que esto había provocado que perdiera el control del vehículo, produciéndose el caótico accidente en esta parte de la capital de la Costa del Sol. El conductor es un varón de 49 años. Desde el hospital Regional de Málaga se reportó que el chófer había sido atendido por los profesionales nada más llegar trasladado desde el lugar del siniestro.

Pasajeros atrapados

Se comunicó de forma oficial que estaba en estado crítico, debido a que había sufrido un infarto y que se procedería a su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para mantenerlo bajo observación. Según se reportó, es un conductor que había pasado el reconocimiento médico y no le constan patologías o bajas laborales.

Sin embargo, el infarto repentino le hizo apretar el acelerador del autobús tras quedar inconsciente, por eso vehículo de transporte público arrolló todo lo que había en una de las franjas de esta calle. Motos, árboles, coches, farolas, señales... Las imágenes del accidente muestran, durante casi un centenar de metros, un escenario devastador.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Policía Local, que hicieron precintos de zonas y delimitaron el perímetro para que se pudiera trabajar con seguridad, desviando el tráfico al paseo marítimo. Llegaron varias dotaciones de Bomberos de Málaga por garantía ante posibles daños. Los carburantes de los coches eran un peligro en la zona del accidente. Además, tuvieron que rescatar a los pasajeros del autobús. Se encontraban atrapados en el interior del vehículo. Después de los sucesivos impactos recibidos por el autobús, las puertas quedaron bloqueadas.