El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, saluda al alcalde de Jaén, Javier Márquez
El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, saluda al alcalde de Jaén, Javier Márquez - ABC
Antisemitismo

El Ayuntamiento de Jaén niega un local para un acto crítico con el Gobierno de Israel

Una asociación afín al mundo árabe dice que el consistorio obedece órdenes del Gobierno de Tel Aviv

JaénActualizado:

La Asociación A-Quds de solidaridad con los pueblos del mundo árabe ha acusado al Ayuntamiento de Jaén de censurar la celebración de una conferencia crítica con el Gobiernode Tel Aviv al negar la cesión de un espacio del patronato de cultura. Ante esto, fuentes municipales han aclarado que el consistorio, lejos de coartar la libertad de expresión, ha velado únicamente porque no se utilice su infraestructura para actos de carácter político.

La conferencia de Liliana Córdoba, fundadora de la red internacional judía antisionista y activista israelí, ha sido impartida finalmente en otro espacio, según ha resaltado esta asociación formada por decenas de colectivos sociales alineados con Palestina, que ha fundamentado su denuncia en que el consistorio lehabía concedido la utilización del espacio, extremo que ha negado el Ayuntamiento, que ha agregado que en modo alguno cederá esta infraestructura pública para actos que no tengan una finalidad educativa y cultural.

El consistorio ha resaltado que como administración debe negar la cesión de dependencias municipales para «actividades políticas de difusión de odio y de enfrentamiento entre pueblos», en tanto que la asociación ha asegurado que la decisión responde a las presiones de Israel, país que, en su opinión, «parece contar con carta blanca para hacer y deshacer a su antojo» en Jaén.

En este sentido, la asociación ha recordado que el alcalde de la ciudad, Javier Márquez, ha mantenido reuniones con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y que hizo entrega de un obsequio institucional al regidor de Jerusalén, Nir Barkat, durante la conferencia internacional de alcaldes que organizó hace 2 años el Congreso Judío Norteamericano y el Consejo Americano para la Judería Mundial.

«La ciudadanía jienense debe saber que su ayuntamiento se está prestando a replicar las prácticas de censura y recorte de libertades que Israel le dicta en contra de sus propios vecinos», ha denunciado la Asociación, que ha recordado que en la época andalusí convivían varias religiones en España, por lo que ha manifestado que una de las principales figuras de entonces, el judio jiennense Hasday ibn Shaprut, «se avergonzaría de que una ciudad amable, abierta y solidaria como Jaén utilizara su nombre para lavar la imagen» de un país, Israel, al que ha calificado de segregacionista.