Playa de la ría de Punta Umbría,
Playa de la ría de Punta Umbría, - Alberto Díaz
PUNTA UMBRÍA

Pulso entre Pepe «el Marismeño» y Hernández Cansino: ¿hora de una tregua?

Un juzgado de Huelva cita a las partes a un acto de conciliación previo a la querella criminal presentada por el empresario y artista contra el concejal por supuestas injurias y calumnias

Actualizado:

El enfrentamiento que mantienen en los últimos años el portavoz de Unidos por Punta Umbría (UPU), José Carlos Hernándz Cansino, y José Luis Gómez Sierra, conocido como Pepe «el Marismeño», a costa fundamentalmente de la construcción de un chiringuito en la ría de la localidad costera por parte del empresario y artista tendrá un primer capítulo en los tribunales a la vuelta del verano.

A instancia de Pepe el Marismeño, el juzgado de Primera Instancia 7 de Huelva ha señalado para el próximo septiembre (el 17 de ese mes) acto de conciliación previa a la querella criminal presentada contra Hernández Cansino por supuestas injurias y calumnias a través de redes sociales y medios de comunicación.

En la querella interpuesta por el empresario y artista, se detallan – con indicación de fecha- publicaciones realizadas por el concejal en una red social en los años 2017 y 2018, así como alguna información en prensa con el chiringuito y la quema del coche de Hernández Cansino como objeto de críticas.

Según ha podido confirmar ABC, el marismeño hace referencia a unas declaraciones publicadas en un periódico después de que al concejal le quemaran su vehículo en el pueblo en plena madrugada, en la que señala como «enemigo al del chiringuito de hormigón». Suma distintas publicaciones en las que se habla de «ocupación ilegal» de terrenos de las mismas instalaciones, de la licencia de obra de la misma así como de supuestas amenazas sufridas por miembros del sector hostelero de Punta Umbría por parte del empresario.

«El Marismeño» solicita que el portavoz de UPU justifique sus acciones y le pida perdón.

«Profirió diversas expresiones contra mi persona y mi negocio, habiendo ostentado en mi contra y de mi negocio una persecución pública y política de descrédito, siendo atentatorias a mi honor además de ser del todo inciertas y falaces», afirma el empresario en su escrito.