Luis Salvador, el alcalde de Ciudadanos en Granada.
Luis Salvador, el alcalde de Ciudadanos en Granada. - L.R.
Ayuntamiento de Granada

El alcalde de Granada, dispuesto a gobernar en solitario con tres concejales

Luis Salvador (Cs) advierte que puede constituir la Junta de Gobierno Local con su minoría absoluta ante la falta de acuerdo con PP y Vox, que no descartan promover una moción de censura

GranadaActualizado:

Sin acuerdo escrito ni atisbo de un pacto a corto plazo con PP y Vox, Luis Salvador, alcalde de Ciudadanos en Granada, es a día de hoy el regidor que más poder ostenta en España. Salvador, que como cualquier otro primer edil es la máxima autoridad municipal y aglutina todas las competencias del Ayuntamiento de Granada, en este momento solo podría delegar funciones en sus tres concejales —además de él—, y es en ese escenario futurible en el que se mueve.

Luis Salvador ha reconocido este lunes que en Ciudadanos están «pendientes» de que el PP les comunique «cuándo se van a sentar» en la comisión que teóricamente habrían conformado ambos partidos, pero que los populares desmienten que existan. En cualquier caso, ha aseverado el regidor naranja, la falta de un pacto «no es impedimento para que se pueda constituir» la Junta de Gobierno Local con los cuatro de representantes de Ciudadanos en Granada.

Salvador está dispuesto a constituir la Junta de Gobierno Local con sus ediles antes de llegar a un acuerdo con el PP

«No tardará mucho», ha comentado Salvador, que ha remarcado la disposición de un «alcalde operativo» y sus tres concejales de garantizar «la absoluta tranquilidad a los granadinos de que no va haber un solo problema». En el peor de los casos, la Junta de Gobierno Local se constituirá «a la espera de que se produzca «ese acuerdo», que se encuentra «atrancado», como él mismo ha reconocido.

El PP rompe su silencio

Luis Salvador ha recordado que el acuerdo de investidura contó con el visto bueno de las direcciones nacionales de PP y Ciudadanos, y que por tanto solo «faltan los flecos locales», ha apuntado en referencia a Sebastián Pérez, el candidato popular, que ha permanecido desaparecido desde que se votó el nombramiento de Salvador y está previsto que esta tarde rompa su silencio.

La esperada reaparición de Pérez tendrá lugar antes de la junta directiva provincial convocada en plena crisis interna del partido, como adelantó ABC. La falta de explicaciones por el pacto alcanzado para hacer alcalde a Luis Salvador, a pesar de que los populares tienen siete concejales, será uno de los tremas a tratar, además de la posible alternancia en la Alcaldía a los dos años; extremo al que se niega Salvador, afanado controlar el bastón consistorial durante todo el mandato.

El PP espera que se produzca la alternancia en la Alcaldía a los dos años, extremo al que se niega Luis Salvador

Ese no sería el único escollo para el nuevo regidor. Salvador ha obviado las demandas de Vox, que exige acceder al gobierno municipal con una representación proporcional a sus tres concejales, que posibilitaron con su voto la investidura del alcalde de Ciudadanos. El regidor ha vuelto a descartar esta opción y ha insistido en que el gobierno municipal estará exclusivamente compuesto por ediles naranjas y populares.

Amenazas de moción

Mientras tanto, Vox amenaza con promover —más que presentar— una moción de censura a Luis Salvador si no cumple lo pactado entre ambas formaciones. Según los de Onofre Miralles, el acuerdo alcanzado con Ciudadanos incluía su entrada en el gobierno municipal. Sin embargo, Salvador se muestra «tranquilo», pues duda de que Vox recabe las 14 firmas necesarias —mayoría absoluta— para aupar a un alcalde socialista o popular. En el Partido Popular tampoco lo descartan. La solución, sí o sí, tendría que pasar por el PSOE.

Ni Vox ni PP descartan promover una moción de censura para sacar a Luis Salvador de la Alcaldía, para lo que necesitarían al PSOE

Salvador ha realizado estas declaraciones para defenderse, ha dicho, de la supuesta «manipulación de la opinión pública» por parte del diario Ideal, que el pasado domingo informó sobre la acumulación de expedientes en las distintas áreas municipales ante la falta de un gobierno que apruebe y gestione el Ayuntamiento de Granada. El regidor ha tachado la noticia de alarmista y sensacionalista. «Estarán viendo ustedes absoluta normalidad», ha comentado en respuesta a los periodistas, ya acostumbrados a este desgobierno en «la casa».