La delegada de Salud junto a los profesionales implicados en el proyecto
La delegada de Salud junto a los profesionales implicados en el proyecto - ABC
SALUD

Más de 370 menores de 14 años sufren obesidad en Córdoba

El Hospital Reina Sofía desarrolla un novedoso programa de intervención con las familias y los niños a través de sesiones grupales

CÓRDOBAActualizado:

La unidad de Endocrinología Pediátrica del Hospital Reina Sofía de Córdoba atiende actualmente a unos 375 menores de 14 años que sufren obesidad infantil y cada año hay una media de 50 pacientes nuevos. Así lo ha puesto de manifiesto la pediatra Mercedes Gil-Campos durante la presentación del novedoso programa que dirige de intervención con familias que va a desarrollar el complejo sanitario para luchar contra esta enfermedad. Esta iniciativa, denominada PInPO (Program Intervention in Pediatric Obesity), tiene como objetivo que los participantes desarrollen hábitos de vida saludables y esto les permita perder peso de forma progresiva.

Durante la presentación, a la que ha asistido, entre otros, la delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella; la directora gerente del hospital, Valle García; y el director científico del Imibic, Justo P. Castaño, se han dado a conocer las claves de la iniciativa que consiste en el desarrollo de intervenciones grupales de una hora con niños con obesidad en edades comprendidas entre los 6 y los 12 años y, a la vez, sesiones grupales con sus padres y madres por otro lado. El programa se desarrollará durante nueve encuentros, en los que los grupos de niños, por un lado, y de padres, por otro, irán conociendo y comprometiéndose a retos diarios en hábitos de alimentación, actividad física y salud.

Además, PInPO permitirá iniciar un proyecto de investigación en Imibic a través del que se evaluarán los resultados que se vayan consiguiendo en el pre y post tratamiento y determinar el efecto final de la intervención. Este análisis permitirá introducir las mejoras pertinentes en futuras ediciones.

La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha querido destacar «el compromiso de la Junta de Andalucía en seguir mejorando la calidad de vida de las familias, en este caso a través de este programa que se basa en la implicación de todos sus miembros, en el fomento de la motivación y de la concienciación para luchar contra esta enfermedad».

La estrategia que se desarrolla a través de PInPO se basa en conseguir mayor motivación de los participantes hacia el cambio, mejorar la adherencia a hábitos alimentarios saludables, aumentar la actividad física y disminuir el sedentarismo.

Para ello, según explica la directora gerente del hospital, Valle García, «nuestros profesionales han diseñado esta iniciativa que planifica la intervención en función a las necesidades de cada persona, intentado conseguir mayor motivación para la pérdida de peso, y que ésta pueda mantenerse en el tiempo, evitando las posibles recaídas y complicaciones a largo plazo».

Los profesionales del hospital llevan casi dos años trabajando en el diseño de este proyecto en el que participan unos 15 especialistas de diferentes disciplinas, destacando enfermeras, pediatras e investigadores clínicos de las áreas de nutrición y actividad física.

Motivación real

Los niños y niñas que participarán serán seleccionados por las pediatras y enfermeras implicadas, ya que según explica la pediatra Mercedes Gil-Campos «necesitamos trabajar con personas convencidas, con deseos de comprometerse y abordar este problema de salud desde la motivación real ».

Además del diseño del programa, las profesionales del hospital, con la colaboración de Covap, han elaborado el material con el que trabajarán los padres, madres y los niños y niñas. A través de estos cuadernillos, los participantes conocerán a Mario, Luis y Gema, tres personajes que irán acompañando en las diferentes etapas del proceso a los niños y niñas en esta primera edición del programa.