Bideones con residuos de laboratorio en una zona restringida hospitalaria.
Bideones con residuos de laboratorio en una zona restringida hospitalaria. - ABC
SANIDAD

Denuncian vertidos tóxicos y cancerígenos del Hospital Torrecárdenas a la red de alcantarillado

CSIF señala que durante dos meses no se han llevado a cabo los protocolos de seguridad requeridos en el laboratorio del centro hospitalario almeriense

AlmeríaActualizado:

Los vertidos del área de biotecnología del Hospital Torrecárdenas de Almería se «han vertido durante más de dos meses a la red pública de alcantarillado», conteniendo sustancias tóxicas y potencialmente cancerígenas. Así lo ha denunciado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) quién pide el cese del Manuel Rodríguez Maresca, el director del nuevo laboratorio del centro hospitalario.

Según expone el sindicato, no se habrían llevado a cabo «todos los protocolos de seguridad requeridos». Antes de la apertura del nuevo laboratorio «se deberían haber conectado los fregaderos a dichos depósitos reglamentados». Por ello, CSIF señala que, tras denunciarlo, se adecuaron las instalaciones, pero durante «más de dos meses se ha provocado un enorme perjuicio medio ambiental».

Además, han revelado «la mala dirección» del máximo responsable del laboratorio, ya que, con el fin de haber buscado su beneficio personal, a través de la productividad, aumentó el volumen de trabajo y la recepción de pruebas del área de biotecnología del hospital «sin el correspondiente aumento de la plantilla». La situación provocó la ralentización de la entrega de los resultados debido a que se incorporaron test y análisis que antes se realizaban en el Hospital de La Inmaculada en Huércal-Overa, Hospital de Poniente y Hospital del Toyo.

Los trabajadores han comunicado a CSIF que «ante la apertura del nuevo laboratorio, antes de las elecciones autonómicas, Rodríguez Maresca, les solicitó un esfuerzo extra». El sindicado ha recordado que este directivo es uno de los que más cobra en concepto de productividad «por gestiones chapuceras e irresponsables».