Numerosas personas se han concentrado esta mañana ante las puertas de los juzgados de Almería - EFE/ Ricardo García
ANA JULIA QUEZADA

Caso Gabriel Cruz: decenas de personas en los Juzgados de Almería, al grito de «Matadla en los calabozos»

La detenida está en dependencias judiciales desde las 7:00 horas esperando a una declaración, que estaba previsto que comenzara a las 12.00 horas

ALMERÍAActualizado:

Los ánimos siguen caldeados en Almería tras la muerte del pequeño Gabriel. A la puerta de los Juzgados de Almería, donde Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del pequeño, debe declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción 5 de Almería, se ha agolpado de forma espontánea un grupo de un centenar personas para mostrar su rechazo a al crimen confesado por la acusada al grito de «asesina».

«Matadla en los calabozos», gritaban enervados. La Policía Nacional ha tenido que hacer un perímetro de seguridad. Se ha desplegado, al menos, una decena de agentes a la salida de los calabozos de la Ciudad de la Justicia y la Policía Local ha regulado el tráfico para mantener a los manifestantes al otro lado de la calle.

Ana Julia lleva desde las 7.00 horas en dependencias judiciales, donde estaba previsto que compareciera ante el juez y la Fiscalía en presencia de sus abogados, que no hicieron declaraciones al entrar en la Ciudad de la Justicia y emplazaron a la salida, tras escuchar las manifestaciones de la dominicana en el juzgado.

Esteban Fernández ha sido el letrado designado en el turno de oficio y apoya su trabajo de defensa de la detenida en su colaboradora Beatriz Gámez, que fue la que estuvo presenta en la reconstrucción de los hechos en la finca de Rodalquilar, donde la acusada mostró a los agentes, entre medias verdades, el crimen cometido tras confesarlo en una declaración de dos horas ante los agentes de la Guardia Civil.

Mientras se produce la declaración de Ana Julia, los vecinos siguen gritando consignas como «justicia para Gabriel», esperando a que salga la autora confesa de los hechos escoltada por la Guardia Civil.