Top

Viajar - Playas

Diez playas y calas poco conocidas de Cantabria que te encantarán

Un recorrido por arenales fascinantes que se salen de los destinos de playa más habituales de la región

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

Playa del Madero, Liencres

Playas de Liencres- TURISMO DE CANTABRIA

Uno de los grandes tesoros de Cantabria son sus playas, enmarcadas siempre entre los verdes prados, los dorados arenales y un mar de azul intenso que embauca a los visitantes. Oyambre, Rosal-Merón, Comillas, La Salvé, Valdearenas, Berria, Somo, Oriñón, Ris, Noja o Trengandín han alcanzado gran prestigio en la región y todos conocen la fama de las playas de El Sardinero, La Magdalena, Bikinis o El Puntal en el entorno de la capital, Santander. Sin embargo, en esta ocasión nos detenemos en una decena de calas y playas menos conocidas para descubrir este verano en un entorno natural lleno de atractivos, entre algunos de los acantilados y rasas más bellos de la costa cantábrica.

Playa del Madero, Liencres

Una cala para solitarios, a dos kilómetros de Suances y a once de Santander. Por su ubicación en mar abierto, está muy azotada por el viento, pero forma con sus abundantes rocas un paisaje singular que no deja indiferente. No tiene un acceso sencillo, pues hay que llegar a la cala a pie con algo de esfuerzo, ni tampoco puesto de salvamento. También conviene contrastar la tabla de mareas antes de acudir al lugar, dado que la playa desaparece cuando se produce la pleamar. La cala se ha formado por la erosión del mar en el lugar y su embudo con un orificio circular crece cada año. Hay que tener en cuenta que el baño puede resultar peligroso y que el fuerte oleaje de la zona atrae a los surfistas. Para llegar a El Madero desde Liencres hay que desplazarse en coche en dirección a Somocuevas y desviarse a la izquierda por una pequeña carretera hasta alcanzar una zona de parking. Después se sigue andando por un camino hacia el mar.

Playa de Berellín, Prellezo

Playa de Bellerín- TURISMO DE CANTABRIA

Una hermosa cala que hay que descubrir en pleamar y bajamar porque parecen dos diferentes. Está situada en una pequeña ensenada del mismo nombre y para llegar a ella hay que tomar la única pista que sale del pueblo de Prellezo descendiendo hacia el mar. La playa, que tiene una forma irregular en “S” , cuenta con casi cien metros de arena blanca y con algunos servicios de apoyo. En el horizonte, al salir a mar abierto, sorprende un hermoso arco de piedra, donde antiguamente los pescadores capturaban percebes. El acceso a la playa es peatonal y dispone de un parking a cuatrocientos metros. La Playa de Berellín, o también llamada de Prellezo, se localiza a seis kilómetros y medio de San Vicente de la Barquera por la Nacional 634 en dirección a Oviedo.

La Arnía, Piélagos

Cala de la Arnía- TURISMO DE CANTABRIA

Las formaciones geológicas de una de sus partes y los pequeños islotes que emergen muy cerca de la zona de baño dan a esta playa un encanto especial. Como en casi todas los arenales de este litoral próximo a Liencres, conviene esperar a la que la marea esté baja para apreciar mejor la belleza de esta cala y su espectacular plataforma de abrasión. Se trata de una playa salvaje y virgen, que se disfruta todavía más asomándose desde sus acantilados, y cuando el mar está calmado es posible bucear observando peces y pulpos. En fin, para aficionados a la geología y a las inmersiones marinas. Y a los que les guste las puesta de sol, no pueden perderse la de esta playa tomando un refresco en el bar El Cazurro o en el restaurante Arnia Lounge. A tres kilómetros de Soto de la Marina por la CA-231 o a seis kilómetros y medio de Santa Cruz de la Bezana, por la CA-300.

Aramal, Pechón

Playa de Aramal, cerca de Pechón- TURISMO DE CANTABRIA

En el oeste de la costa cántabra, muy cerca de Pechón y del límite con Asturias, la playa de Aramal mide cien metros de largo por veinticinco de ancho. Se accede a su arena dorada a través de un acantilado, por lo que suele ser una cala muy poco frecuentada. Es, por tanto, un lugar para relajarse y desconectar de la vida diaria, donde nunca hay masas y exceso de sombrillas. En esta playa no está permitida la práctica de deportes acuáticos ni la presencia de perros. A poco más cinco kilómetros de Unquera por la CA-380.

Covachos, Bezana

Playa de Covachos- TURISMO DE CANTABRIA

Covachos comparte con Arnia la visión de la isla del Castro y su playa alcanza en una hermosa media luna los 500 metros de longitud, desplegados a lo largo de una pequeña bahía con un pequeño arroyo que se precipita por un acantilado. Su grado de ocupación es muy bajo, de ahí que se convierta habitualmente en una cala nudista, pero abierta a todo tipo de visitantes. Para acceder a la playa hay que bajar por unas escaleras pronunciadas, pero su visita siempre agrada y sorprende, mucho más cuando la marea está baja y se puede caminar hasta la isla del Castro y una vez allí deleitarse con una vista panorámica de La Arnía. La Playa de Covachos, cuyo nombre hace referencia a las cuevas existentes entre las rocas calizas que rodean la arena de la playa, dista sólo nueve kilómetros del centro de Santander por la CA-231, pasando por Soto de la Marina.

Luaña, Ruiloba

Playa de Luana, Cantabria- TURISMO DE CANTABRIA

Se encuentra ubicada en la localidad de Cóbreces, dentro del municipio de Alfoz de Lloredo, y tiene una longitud de 610 metros con arena dorada y muy fina, por lo que suele estar muy visitada en verano en este rincón cántabro donde no abundan las zonas de baño. Muy cerca de la playa, en el término municipal, se levanta una hermosa iglesia, San Martín de Cigüenza, que constituye uno de los ejemplos más bellos de la arquitectura barroca montañesa. El templo fue construido a mediados del siglo XVIII, con un toque colonial, en el entorno de un hermoso paisaje que goza de un microclima especial que permite el cultivo de los limoneros.

Somocuevas, Piélagos

Zona oriental de Somocuevas- TURISMO DE CANTABRIA

Sólo necesitarás pisar unos minutos su arena dorada, viendo los verdes campos cercanos y el mar azul intenso, para percatarte de que te encuentras ante una perla del Mar Cantábrico. La playa se divide en dos áreas, la occidental, más pequeña y rocosa, y la oriental, grande, muy arenosa y con dunas, y la pendiente de acceso al agua es suave, al igual que el oleaje, porque está protegida del mar abierto y de los vientos por una ensenada. El fondo es en parte rocoso aunque también abunda la arena fina. Somocuevas («cuevas entre las rocas») está frecuentada por nudistas, pero no tendrás problemas si utilizas el bañador. Y si te apetece, puedes tomar alguno de los senderos que recorren la llamada Costa Quebrada. Desde Liencres parte el desvío a la playa por la CA-231 y se accede a la arena a través de una zona residencial que lleva el nombre de “Barrio de las Cerreas”. Después hay que bajar una escalera de 139 peldaños que desciende desde un alto acantilado situado al oeste de la playa.

Los Locos, Suances

Playa de Los Locos, en Suances- TURISMO DE CANTABRIA

La más famosa en Cantabria entre los surfistas. Se halla en Suances, el antiguo Portus Blendium romano, y disfruta de unas aguas transparentes, arena dorada y muy buenas olas para llevarse la tabla a esta playa que luce en 2017 una de las nueve banderas azules de la región. Tiene 750 metros de arena fina y está protegida de las aguas de la ría del Saja-Besaya por la Punta del Dichoso, que ofrece un espectáculo impresionante con olas capaces de elevarse decenas de metros y rompiendo ante estas grandes rocas. El paisaje en este punto es grandioso con sus verdes prados y la encantadora ciudad de Suances. A 29 kilómetros de Santander por la A-67.

Langre, Ribamontán al Mar

Playa de Langre- TURISMO DE CANTABRIA

Una playa para perderse en el litoral más abrupto de Cantabria, donde se encuentran algunos de los mejores prados de la región y un puñado de caseríos y pueblos agrícolas y ganaderos. El arenal de ochocientos metros de longitud está flanqueado por un hermoso acantilado de veinticinco metros de altura, que genera una asombrosa sonoridad con el rumor del mar y sus olas. Asombra la escasez de viviendas en este paraje solitario al que acuden muchos surfistas y pocos turistas. A 32 kilómetros de la capital por la S-10 y la CA-146.

Vista áerea de la zona de Langre
Vista áerea de la zona de Langre- TURISMO DE CANTABRIA

El Sable, Arnuero

Arenal de El Sable-

Otra merecida bandera azul 2017 en la Cantabria oriental, junto a los impresionantes acantilados de Quejo en Arnuero, un magnifico hábitat para las aves. En los pueblos destacan las sobrias casas solariegas y palacios que pertenecieron a la nobleza de la zona y en el barrio de Quejo se mezclan las pequeñas ensenadas que forman calas de arena fina con oquedades y precipicios que cortan la respiración. La Playa de El Sable, rodeada por algunos de los mejores hoteles del entorno, mide ciento cincuenta metros y se accede a ella por la CA-449 en Arnuero. Accesible y adaptada perfectamente a minusválidos, cuenta con paseo marítimo y sus accesos están bien señalizados.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios