ANÁLISIS

Probamos el Meizu Pro 6: un salto de gigante

Se trata de un «smartphone» que se podría calificar de gama alta. Evidentemente, guardando las distancias de las grandes marcas, pero es que Meizu no nos tiene acostumbrados a este tipo de terminales que nos ha sorprendido

Mira en el video el análisis del producto - VIDEO: D.TRIADÓ

Seamos sinceros: Meizu no fabrica móviles de gama alta. El fabricante chino se mueve en la gama media y baja y a eso nos tiene acostumbrados. Sin embargo, con el PRO 6 ha dado un salto de gigante. Estamos ante un «smartphone» que se podría calificar de gama alta. Evidentemente, guardando las distancias de marcas como Apple o Samsung, pero es que Meizu no nos tiene acostumbrados a este tipo de terminales.

El primer punto a su favor es el tamaño. Los usuarios que no sean amantes de los «phablets», por mucho que se empeñe Apple con el iPhone 7 Plus por ejemplo, es que estamos ante un «smartphone» con pantalla AMOLED Samsung de 5.2 pulgadas. Se trata de un tamaño perfecto que, unido a su diseño y cuerpo de 7.25 milímetros, hace que muchos deseen tenerlo ya en sus manos.

Y ¿por qué? Porque tiene un innegable parecido con el iPhone 6s. No es un delito, pero la estructura metálica del terminal recuerda mucho al teléfono de Apple, tal y como puedes comprobar en el vídeo. Por tanto, si se parece al iPhone, ya os podéis hacer una idea de cómo es. Poco más tenemos que añadir en este aspecto.

En cuanto a sus características técnicas, no sería justo que no destacásemos su procesador Meizu Deca-Core. Ya explicó Bai Yongxiang, reponsable de Meizu, que el PRO 6 sería el primer teléfono de la compañía con un Helio X25, desarrollado conjuntamente por MediaTek y Meizu. Se trata de un procesador de 10 núcleos (dos a 2.5 Ghz, cuatro a 2.0 Ghz y cuatro más a 1,4 Ghz), 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno. Es decir, estamos ante un terminal potente y que consume poca energía. Y cumple.

Su principal pero es la batería: 2.560 mAh, algo corta. Para contrarrestar esta situación, está su sistema de carga mCharge 3.0: en 10 minutos se carga un 30% y en una hora, el 100%. Aún así, sigue siendo un punto negativo. O, mejor dicho, el único. Porque el resto de las características sorprenden: función Force Touch (con una rapidísima velocidad de respuesta), puerto USB-C 3.1 y puerto jack para los auriculares. Meizu se ha preocupado -y mucho- por el sonido, dando un salto de gigante.

Muy importante las cámaras. Ya dijo la compañía que la delantera era ideal para «selfies». Y así es: el PRO 6 tiene una cámara trasera de 21 megapíxeles con flash 10-LED flash y autofocus láser y una delantera de 5 megapíxeles aún más luminosa. Está disponible en tres colores (plateado, dorado y negro) por 399 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios