CRISIS MUNDIAL

El fuego pone en aprietos al Galaxy Note 7

Samsung reconoce que se han registrados unos 70 terminales con problemas en las baterías en el mercado norteamericano

El fuego pone en aprietos al Galaxy Note 7

Los problemas no dejan de aumentar. La división canadiense de la firma surcoreana Samsung ha registrado unos 70 casos de unidades del dispositivo móvil Galaxy Note 7 con problemas técnicos en sus baterías y que, en diversas situaciones, ha provocado incluso deflagraciones y pequeñas explosiones.

En un comunicado, la firma surcoreana ha confirmado a la oficina estatal de seguridad al consumidor de Canadá (Healthy Canadians) la cifra exacta de terminales afectados por este problema técnico que puede provocar pérdidas de mil millones de dólares. No obstante, Samsung ha asumido los problemas y desde que se conocieran los primeros casos lanzó un programa de reemplazo para que los consumidores que son poseedores de este modelo de teléfono lo intercambien por uno nuevo y totalmente revisado.

«Samsung continúa trabajando para que la seguridad del consumidor siga siendo nuestra máxima prioridad», señala Paul Brannen, director de operaciones y vicepresidente ejecutivo de Samsung Canadá, quien ha adelantado que la compañía trabaja en aquel mercado con los servicios del consumidor para alertar acerca de los problemas sufridos por algunas unidades. «Estamos pidiendo a los usuarios que apaguen su Note 7 y lo cambien a través del programa de intercambio».

En es contexto, Samsung ha reconocido haber identificado ya el número de dispostivos afectados y la razón del problema. En el momento en el que se conocieron los primeros casos la empresa detuvo la comercialización del Note 7, un terminal que ha tenido una gran acogida en la prensa especializada y que los análisis de producto han sido muy esperanzadores.

Esta situación no ha podido llegar en peor momento. En los últimos trimestres su máximo rival en el sector, Apple, ha venido reduciendo sus ventas en el ámbito de la movilidad pese a que su último modelo en tiendas, el iPhone SE, ha tenido una cogida sorprendente y mejor de lo esperado en un primer momento. La llegada del nuevo iPhone 7, que se lanza esta semana en una decena de países entre los que se encuentra España, puede salir reforzado tras el episodio del Note 7, un terminal en formato «phablet» que las previsiones apuntaban a que iba a venderse muy bien y asestar un duro golpe al gigante de la manzana.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios