SALUD BUCODENTAL

Las infecciones dentales que requieren endodoncia también aumentan el riesgo cardiovascular

Un estudio revela que los pacientes que requieren una endodoncia tienen un riesgo hasta 2,7 veces mayor de padecer cardiopatía isquémica

Ortopantomografía
Ortopantomografía - ARCHIVO

El cuidado de la salud bucodental, tal y como constatan infinidad de estudios, es fundamental para salvaguardar una buena salud general. Una realidad que ha sido ampliamente demostrada en el caso de la periodontitis –esto es, la ‘enfermedad de las encías, comúnmente conocida como piorrea–, asociada a un mayor riesgo de enfermedades como el cáncer, la diabetes y la demencia. Y sobre todo, de enfermedades cardiovasculares. Y ahora, un nuevo estudio dirigido por investigadores del Hospital Universitario de Helsinki (Finlandia) muestra que las personas que padecen una infección en la raíz del diente que requiere una endodoncia tienen una probabilidad muy superior de desarrollar una cardiopatía isquémica.

Como explica John Liljestrand, director de esta investigación publicada en la revista «Journal of Dental Research», «nuestros resultados muestran que la prevalencia de cardiopatía isquémica es hasta 2,7 veces superior en los pacientes que requieren una endodoncia que en aquellos que no necesitan tratamiento».

Mayor riesgo de cardiopatía

Para llevar a cabo el estudio, los autores contaron con la participación de 508 pacientes adultos que, con un promedio de edad de 62 años, presentaban síntomas coronarios en el momento de su reclutamiento.

Concretamente, el uso de angiografía para evaluar el estado de las arterias coronarias reveló que un 36% de los participantes presentaba una cardiopatía isquémica estable, que un 33% cumplía los criterios para el diagnóstico de un síndrome coronario agudo, y que el 31% restante mostraba los signos iniciales de desarrollo de cardiopatía isquémica.

La prevalencia de cardiopatía isquémica es 2,7 veces mayor en los pacientes que requieren una endodoncia John Liljestrand

En este contexto, los autores realizaron una ortopantomografía o ‘radiología panorámica’ de la mandíbula y piezas dentales de los participantes. Y de acuerdo con los resultados, hasta un 58% tenía una o más lesiones inflamatorias susceptibles de ser tratadas con un procedimiento de endodoncia –técnica de extracción de la pulpa dental, esto es, del conjunto de nervios y vasos sanguíneos en el interior del diente, y posterior rellenado de la cavidad.

Hay que cuidar los dientes

Es más; los resultados también mostraron que las infecciones en la punta de la raíz dental se encontraban estrechamente relacionadas con mayores niveles en la sangre de anticuerpos frente a la bacteria causante de la infección, por lo general la bacteria ‘Porphyromonas endodontalis’. Un hallazgo que reafirma la evidencia de que, de no ser adecuadamente tratadas, las infecciones orales acaban afectando a otros órganos del cuerpo.

Como concluye John Liljestrand, «las lesiones endodónticas se asocian con un riesgo incrementado de cardiopatía isquémica a través de unas vías similares a la de la periodontitis marginal. De hecho, la práctica de una endodoncia en los dientes afectados por una infección podría reducir este riesgo de enfermedad cardiovascular, si bien se requieren más investigaciones para su confirmación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios