Veronica Lario no se rinde y reclama a la justicia su millonaria pensión tras su divorcio de Silvio Berlusconi

Los abogados de la exmujer de «Il Cavalieri» aseguran que abandonó una «exitosa carrera como actriz» por petición del político, creando «la familia feliz que tantas veces fue explotada en campañas políticas»

MADRIDActualizado:

Veronica Lario no está dispuesta a quedarse sin la millonaria pensión que le correspondería tras divorciarse de Silvio Berlusconi. La ex mujer de «Il Cvaliere» ha recurrido ante el Tribunal Supremo italiano la sentencia que cancela su pensión de millon y medio de euros mensual y obliga a Lario a devolver el costo total de su asignación hasta el momento, que alcanza los 45 millones de euros.

Los abogados de Lario exponen en su apelación que la que fuera esposa de Berlusconi durante casi 30 años, abandonó a petición de su marido «una exitosa carrera en el mundo de la interpretación para dedicarse por completo a las tareas del hogar y a la educación de sus tres hijos, Barbara, Eleonora y Luigi».

Un sacrificio que, según los letrados, se convirtió en una ventaja para Berlusconi, otorgándole «total libertad para continuar con sus labores empresariales y políticas, vendiendo la imagen de una familia feliz que con tanta frecuencia explotó en campaña».

Lario se agarra así a su última oportunidad de mantener la pensión de millón y medio de euros que hasta ahora tenía que pagarle el ex presidente. La ex actriz solicitó el divorcio en 2009, tras publicarse una serie de fotografías del político en una fiesta de cumpleaños de una joven con la que se le relacionaba sentimentalmente. A partir de ese momento, ambos se vieron inmersos en una batalla judicial que se cerrará con la decisión del Tribunal Supremo italiano.